Hospital de Basurto
Vista de las Urgencias del Hospital de Basurto. Alfredo Aldai /EFE

Los análisis médicos han descartado que el hombre ingresado en el hospital de Basurto (Bilbao) tenga el virus del ébola, aunque sí padece malaria, una enfermedad también conocida como paludismo habitual en países países tropicales y subtropicales, pero que no es mortal si se trata adecuadamente.

El paciente, natural de Vizcaya y de mediana edad, permanece aislado como "medida de seguridad", pero se encuentra "en buen estado", según informó este martes el Departamento de Salud vasco.

El hombre ingresó este lunes aquejado de fiebre después de haber estado trabajando hace pocas fechas en Sierra Leona, uno de los países afectados por la epidemia, en lo que constituyó la cuarta activación del protocolo tras los casos registrados en Alicante, Valencia y Madrid. Hasta ahora, todos ellos han dado negativo y algunos fueron descartados de forma casi inmediata.

Poco riesgo en los aviones

La Organización Mundial de la Salud y los colectivos del transporte (OMT, ACI, IATA y CMVT) han formado un grupo de trabajo para examinar las posibilidades de que los traslados en avión desde los países afectados por la enfermedad —Guinea, Sierra Leona, Liberia o Nigeria— provoquen las extensión del ébola a otras partes del mundo.

La OMS recomienda hacer controles de salida en los países afectadosEn una declaración conjunta, las organizaciones explican el riesgo de contraerlo en un avión es bajo ya que el ébola no se transmite por el aire, sino por contacto directo con los fluidos corporales y siempre que el portador haya comenzado a manifestar los síntomas, lo que ocurre entre los 2 y los 21 días después de la infección.

La OMS no recomienda prohibir el comercio ni restringir los viajes internacionales, aunque sí ha sugerido la realización de controles activos de salida. El foro también pide a quienes hayan permanecido en las zonas del brote que soliciten atención médica "ante el primer signo de enfermedad", ya que el ébola carece de cura, pero el pronóstico de vida aumenta con la detección temprana.

Sin control

La situación es menos halagüeña en Guinea, Sierra Leona y Liberia. La OMS ha solicitado a la comunidad internacional la aplicación de "medidas extraordinarias" después de elevar el a 1.229 las muertes confirmadas y a 2.240 el número de enfermos detectados.

Liberia ha localizado a 17 enfermos de ébola que se fugaron de una zona de cuarentenaSólo entre el jueves y sábado pasados se registraron 84 fallecimientos en los cuatro países  y 113 nuevos casos. El brote se detectó en marzo en Guinea, donde hasta hace poco la situación era la más preocupante, pero últimamente la enfermedad se está expandiendo con mayor velocidad en Liberia, que acumula 466 muertos y 834 casos. El Ministerio del Interior del país anunció este martes que ha localizado a 17 enfermos que huyeron hace tres días de un centro de cuarentena situado en un suburbio de la capital, Monrovia, después de que la clínica fuera saqueada por un grupo de residentes, informó hoy el Ministerio de Información.

En Nigeria, donde la situación se cree parcialmente bajo control, hay 15 casos y cuatro fallecidos.

La OMS y el Programa Mundial de Alimentos, los brazos sanitario y humanitario de Naciones Unidas, respectivamente, han anunciado el aprovisionamiento de alimentos para un millón de personas en las localidades de Gueckedou (Guinea), Kenema y Kailahun (Sierra Leona) y Foya (Liberia). Estas zonas han sido puestas en cuarentena para "reducir la posibilidad de que los infectados lleven la enfermedad fuera de sus comunidades", explicó en Ginebra la portavoz de la OMS, Fadela Chaib.