La delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, ha recordado este martes que "el Gobierno de España ha tenido la mano tendida a la Junta de Andalucía desde el comienzo de la legislatura y siempre le ha dado facilidades y apoyo financiero para que pueda seguir prestando los servicios públicos esenciales y pague las deudas atrasadas con sus proveedores".

En un comunicado, Crespo ha señalado que la comunidad autónoma "ha sido una de las más beneficiadas por los mecanismos de financiación articulados para hacer frente a la crisis", lo que le ha permitido disponer hasta ahora de más de 16.000 millones de euros procedentes del Fondo de Liquidez Autonómica y el Plan de Pago a Proveedores, entre otros fondos adicionales.

Dichos mecanismos, según ha subrayado, "han hecho posible que la comunidad autónoma ahorre más de 1.200 millones de euros en intereses respecto a lo que hubiera tenido que pagar financiándose en los mercados, a los que cabe sumar un ahorro adicional de 1.000 millones por las medidas de flexibilidad aprobadas en el último Consejo de Política Fiscal y Financiera", ha explicado Crespo.

"Por tanto, el Gobierno solo ha dado facilidades y apoyo a Andalucía en los momentos más complicados de la crisis y cuando nadie les prestaba dinero, evitando el colapso de sus servicios y la ruina de miles de pequeños y medianos empresarios a los que la Junta no habría podido pagar sus facturas sin esa financiación adicional".

Junto a ello, y de cara al presupuesto del año próximo, Crespo ha precisado que el Gobierno va a aplazar la devolución de las liquidaciones negativas de 2008 y 2009, de forma que "se doblará el plazo de devolución hasta las 240 mensualidades, por lo que la financiación de Andalucía va a crecer en 2015 un 1,38 por ciento respecto a este año".

Crespo ha expresado su convencimiento de que "la colaboración y el diálogo son las herramientas que España necesita para dejar atrás definitivamente la crisis que nos encontramos al llegar" y, en este sentido, ha pedido a la Junta que "abandone la confrontación y se sume a las políticas del Gobierno de España que han permitido que España vuelva a crecer y a crear empleo, aunque aún queda mucho trabajo por hacer".

La delegada se ha mostrado partidaria de reformar el actual sistema de financiación autonómica, impulsado por el anterior Gobierno y aprobado en su día con la oposición del Grupo Popular, pero ha matizado que "hay que esperar el momento adecuado para hacerlo, cuando se recupere la economía y mejore la recaudación, de forma que se haga con el mayor consenso posible de las comunidades autónomas".

Asimismo, ha añadido que "el Gobierno seguirá trabajando para ayudar a Andalucía, como ha hecho desde el comienzo de la legislatura, apoyándola con otro tipo de recursos que le ayudan a financiar sus competencias al margen de los que recibe como parte del sistema de financiación, mediante subvenciones, transferencias y convenios".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.