La Unidad Canina de la Guardia Civil de Zaragoza se va a unir a los trabajos de localización de la supuesta bomba colocada, presumiblemente, en los alrededores de los juzgados de la localidad turolense de Calamocha.

Se espera que, en breve, lleguen los dos perros adiestrados en la detección de explosivos para facilitar el trabajo de los agentes que tratan de encontrar el artefacto, han informado a Europa Press fuentes de la Comandancia de la Guardia Civil en Teruel.

Sobre las 12.00 horas de este martes. se ha recibido una llamada, en la que se alertaba de la colocación de una bomba en las proximidades de los juzgados de Calamocha.

Fuentes de la investigación han informado a Europa Press que el aviso podría ser una falsa alarma, pero por prevención se ha desalojado al personal de los juzgados y también del Centro de Salud.

Consulta aquí más noticias de Teruel.