Los socialistas de Palma han mostrado su apoyo el recurso contencioso administrativo presentado por la Federación de Asociaciones de Vecinos de Palma contra la ordenanza cívica aprobada en solitario por el PP, "a pesar de las más de 1.900 alegaciones que pedían su retirada".

Así se lo han trasladado el grupo municipal socialista a la FAAVV en respuesta a la comunicación recibida este martes mismo sobre el recurso presentado ante los tribunales.

"Es una buena noticia que la sociedad civil tome la iniciativa ante una normativa que tiene poco de cívica, ya que persigue toda actividad en la calle y marginaliza todavía más a los colectivos más vulnerables", han señalado en un comunicado.

"Así lo reclamamos en el pleno del Ayuntamiento de Palma y así lo continuamos defendiendo", ha añadido la regidora del PSIB-PSOE, Maribel González, que ha trasladado a la federación la adhesión a la iniciativa y la disposición de los socialistas a trabajar conjuntamente por una Palma mejor.

"La ordenanza es antisocial, represora y recaudatoria", ha explicado González, quien ha recordado que "con esta ordenanza poco cívica primero llegará la sanción para las personas más vulnerables que salen a la calle a buscarse la vida y después, mucho después quizás, llegará algún programa de ayuda, de integración o de atención específica".

"El gobierno Isern mintió cuando aseguró que la ordenanza reunía un amplio consenso social y no contentos con mentir, se han atrevido a cuestionar la credibilidad de las personas y entidades que alegaron en contra", ha recalcado la concejala González.

La normativa es, según los socialistas, un texto que tiene "poco de cívico, persigue toda actividad en la calle y marginaliza todavía más a los colectivos más vulnerables".