El Colegio de Geólogos de Catalunya se ha puesto a disposición de la administración para evaluar el riesgo geológico y elaborar medidas de mantenimiento preventivo y correctivo de las playas después de que la caída de una roca de cinco kilos de un acantilado de una cala de Portlligat (Girona) matara a una turista francesa de 73 años.

En un comunicado, en el que ha lamentado profundamente el suceso de este lunes, el colegio ha destacado que estos procesos geodinámicos "cuentan siempre con un componente de excepcionalidad difícilmente previsible" pero recuerdan la necesidad de reducir los riesgos lo máximo posible.

Según el colegio, pese a que no se han hecho públicas las causas concretas del desprendimiento en la playa de Portlligat, "se cree que las lluvias de los últimos días habrían activado el proceso".

Consulta aquí más noticias de Girona.