La rotonda Tío Pepe luce ya en Jerez de la Frontera (Cádiz) con el monumento que la corona, diseñado por el escultor Chiqui Díaz. Con este monumento, González Byass quiere devolver a la ciudad de Jerez "su gentileza por la concesión de la titularidad de una las principales vías de la ciudad".

En una nota de prensa, González Byass indica que al acto de inauguración han acudido la alcaldesa de Jerez de la Frontera, María José García-Pelayo (PP), y el presidente de González Byass, Mauricio González-Gordon. El monumento de la rotonda Tío Pepe "se convierte en elemento de bienvenida a Jerez y, al mismo tiempo, de identificación de la vinculación de casi dos siglos de González Byass con la ciudad".

De acero inoxidable de alta calidad y con nueve metros de altura, esta escultura da forma "a la mítica botella de Tío Pepe, dotándola de elegancia y movimiento". Gracias a la técnica de patinado, "empleada únicamente" por Chiqui Díaz, "se consigue dar vida al acero inoxidable a través de diferentes colores y brillos en la escultura".

Además, y gracias a las zonas de pulido espejo, se logra que el monumento de Tío Pepe "interactúe con lo que sucede a su alrededor, reflejando su transcurrir". Este monumento fue elegido por los usuarios a través de una votación desde la web de Tío Pepe y de su página en Facebook.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.