La joven portuguesa de 23 años identificada como A.F.L.T. y que sobrevivió al accidente múltiple acontecido en el tramo de la autovía A-66 que atraviesa El Ronquillo (Sevilla), un siniestro saldado con cuatro víctimas mortales, se encuentra estable dentro de la gravedad en el hospital Virgen del Rocío tras haber sido intervenida quirúrgicamente, según han informado fuentes sanitarias a Europa Press. La joven, en estos momentos, se encuentra en la sala de despertar recuperándose de la intervención.

Y es que el accidente en cuestión aconteció poco antes de las 12,20 horas, en el punto kilométrico 770,4 de la autovía A-66, concretamente en el tramo correspondiente a El Ronquillo. Según la hipótesis principal que recoge este atestado, un turismo modelo Ford Fiesta y de matrícula portuguesa que circulaba por el sentido Sevilla invadió sorpresivamente el sentido contrario, el de Mérida, impactando de manera frontal contra un turismo modelo Toyota Avensis.

El Toyota, a cuenta de la fuerza del impacto, se desplazó hasta alcanzar a otro turismo, esta vez un Volvo, que circulaba también en el sentido Mérida, por lo que fueron tres los vehículos involucrados en esa colisión.

Las consecuencias del accidente han sido verdaderamente dramáticas. En el Ford Fiesta, han fallecido su conductora, M.C.R.L., de 53 años, y un varón de 54 cuyas iniciales son S.D.F.T., mientras que la joven de 23 años identificada como A.F.L.T. ha resultado herida grave. Todos ellos, que tienen vínculos familiares aún por concretar, son ciudadanos portugueses.

En el Toyota Avensis han muerto tanto su conductor, un varón de 63 años identificado como A.M.B.L., como su única acompañante, de 64 años y cuyas iniciales son I.R.S. Se trata de un matrimonio de la ciudad de Badajoz.

En cuanto al Volvo, el tercer coche en colisionar, su único ocupante era un joven de 26 años identificado como A.J.R.P., quien ha resultado herido leve.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.