Agentes de la Patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil recuperaron y devolvieron al medio natural una cría de corzo que estaba desorientada en la carretera de acceso a la Ermita de Sant Miquel, en las inmediaciones de Pobla de Segur (Lleida), el pasado 14 de agosto.

El animal, que estaba nervioso y no presentaba lesiones ni heridas visibles, fue detectado por un vecino de la localidad, que avisó a los agentes, ha informado este martes la Guardia Civil en un comunicado.

Los guardias del Seprona se personaron en el lugar indicado y constataron que se trataba de una cría de corzo —'Capreolus capreolus'—, posiblemente nacida en la pasada primavera.

Al comprobar que no estaba herida, decidieron devolverla a su medio natural, en una zona cercana al lugar en el que fue encontrada, con el objetivo de facilitarle el encuentro con sus progenitores.

En lo que va de año, la Guardia Civil de Lleida ha recuperado varios animales salvajes, como patos y culebras, y todos ellos han sido trasladados al Centro de Recuperación de Fauna Salvaje Autóctona de Vallcalent (Lleida), que depende de la Generalitat.

Consulta aquí más noticias de Lleida.