La cárcel del municipio malagueño de Archidona, que se denominará Málaga II y que es una de las más modernas de España, no abrirá tampoco sus puertas este año, según ha confirmado el Gobierno central en una respuesta parlamentaria al diputado socialista Miguel Ángel Heredia.

El motivo por el que no se ha puesto aún en funcionamiento "obedece a la insuficiencia de la oferta de empleo público", tal y como se indica en la respuesta, a la que ha tenido acceso Europa Press.

A este centro penitenciario, en el que se invirtieron más de 100 millones de euros, sólo le queda contar con el equipamiento y el personal necesario para comenzar su actividad. Dispone de más de un millar de celdas y capacidad para unos 2.000 internos.

La instalación tiene alrededor de 100.000 metros cuadrados sumando todas sus dependencias, aunque de momento va a seguir sin ayudar a descongestionar la cárcel provincial de Alhaurín de la Torre (Málaga).

En la respuesta a Heredia, con fecha de 9 de julio de 2014, se señala que a día de hoy "no es posible precisar las necesidades concretas en cuanto al número de funcionarios para su puesta en marcha".

Además, el Ejecutivo de Mariano Rajoy critica "la mala planificación" del Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, ya que, según precisa la respuesta, "en su momento tendrían que haberse planificado con responsabilidad las infraestructuras penitenciarias".

Las cárceles, continúa la respuesta, "suponen una elevada carga para el erario público", por lo que su construcción debería responder a "las necesidades que demanda una población reclusa menguante".

Consulta aquí más noticias de Málaga.