Turistas
Una pareja de turistas, llegando a la entrada de un hotel. GTRES

Son una tendencia que cada año tiene un mayor auge tanto en el sector turístico español como en el internacional. Son los hoteles solo para adultos; hoteles donde no hay niños y todo está pensado para el descanso “amoroso”. Las cadenas hoteleras españolas han detectado esta tendencia y ya son unos 150 los establecimientos de este tipo en nuestro país.

El segmento de viajes de luna de miel empujó el nacimiento de estos hotelesEl término Only Adults en los hoteles era poco conocido en España hasta que a finales de la década pasada empezaron a surgir establecimientos que se adentraban en esta especialización, en los que todo está enfocado al disfrute en pareja, con el relax, el lujo y la tranquilidad como denominador común. Este tipo de hoteles sin niños, recordó, fue creado en el Caribe en los años 70, donde el segmento de viajes de luna de miel y románticos "empujó el nacimiento de hoteles todo incluido y solo para parejas".

La vicepresidenta de Brand Marketing de Meliá Hotels, Susanna Mander, explica que en estos hoteles se busca "mejorar un destino" que "ofrece una selección de productos diferentes al convencional y aporta un valor muy distinto al segmento de parejas, grupos y lunas de miel". Meliá tiene hoteles con zona o solo para adultos en España, Bali, Croacia y en el Caribe; en México, con la marca Paradisus, que permite la posibilidad de ampliar este servicio con el "Royal Service", que incluye mayordomía, jacuzzi dobles en la habitación, piscina, playa privada y acceso exclusivo a una zona VIP.

Otra de las cadenas españolas que apuesta por este segmento es RIU Hoteles, que en 2011 reservó una parte de su resort Riu Toareg, en Boavista (Cabo Verde). A pesar de su tradición de hoteles familiares, tras el éxito de su primera propuesta, apunta su director general Comercial, Senén Fornos, en tres años ha multiplicado su oferta en este segmento. En la actualidad RIU dispone de seis hoteles recomendados solo para adultos, a los que se unirán otros dos en los próximos meses, además de otros cuatro con zona exclusiva para los mayores.

Aparte de tranquilidad o romanticismo, se busca un servicio personalizadoOccidental Hotels & Resort también ha optado por este segmento hotelero, en su caso más enfocado al mercado de EEUU y de Canadá, con dos hoteles de estas características, el Royal Hideaway Playacar en Playa del Carmen (México) y el Occidental Grand Papagayo, en Guanacaste (Costa Rica).

Precisamente, según el director general de Occidental, Jaime Buxó, la marca Royal Hideaway fue "pionera" en el Caribe en hoteles solo para adultos, como lo demuestra el Playacar, ejemplo de lo que el público busca, un servicio "Todo Incluido de lujo", para que "los clientes se sientan como en su casa, más que en un resort". Buxó explica que la edad de las personas que reservan en estos hoteles está entre los 30 y los 50 años, con ingresos familiares por encima de los 65.000 dólares.

Tampoco están ajenos a esta demanda los hoteles Barceló, donde "cada vez tienen una importancia mayor", explican fuentes de esta cadena, que dispone de cinco hoteles para adultos, cuatro en España (Mallorca, Fuerteventura, Menorca y Málaga), y uno en República Dominicana. En ellos, se ofrece al huésped "no solo estancias, sino experiencias personalizadas", señalan desde Barceló, ya que aparte de tranquilidad o romanticismo, lo que el cliente busca es "un servicio personalizado".

Hasta una web especializada

El auge de este tipo de establecimientos ha permitido la creación de una web especializada en este segmento, adults only holidays (vacaciones solo para adultos), que pertenece a la cadena Mur Hoteles, surgida tras destinar a este segmento uno de sus hoteles, el Neptuno, el primero del archipiélago en dirigirse al público adulto.

Armando Romero, responsable de la web, señala que el proyecto surge ante las dificultades de encontrar de forma fácil hoteles de estas características en internet. Como conocedor de este mercado, Romero calculó que en España existen unos 140-150 hoteles de este tipo, de los que 74 están situados en Baleares, 30 en Canarias y más de 20 en la Península. En todo el mundo, apunta, habrá unos 600 establecimientos.

Los asiduos a estos hoteles también pueden elegir para su descanso 'sin peques' otro tipo de alojamiento, como son los hoteles con encanto, con pocas habitaciones, y ubicados en zonas muy diversas, no como los resort, más enfocado a un turismo de playa. Así lo explica Carlota Mateos, socia fundadora de Rusticae, portal que dispone de 22 hoteles de estas características, repartidos por España, Portugal, Marruecos, Latinoamérica y Mediterráneo. Se trata –añade– "de hoteles pequeños, sin instalaciones adecuadas para los niños, con una decoración muy cuidada que en muchas ocasiones los hace incompatibles con niños pequeños".