Restos óseos en Granada
Varios restos óseos han sido hallados en las obras de una carretera que comunica Granada capital con La Zubia. EFE

Los restos óseos hallados en las obras de la carretera que conecta Granada capital con La Zubia y que promueve la Diputación de Granada pertenecen a una necrópolis hispano-musulmana, como ha informado este martes dicha institución a partir del informe técnico, que documenta evidencias de 19 enterramientos y ocho cuerpos completos en su fosa

Las excavaciones, que se han llevado a cabo "en continua coordinación" con la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía, corresponden a una necrópolis hispano-musulmana, según el informe que fue emitido a última hora de la noche del lunes a requerimiento de la diputada de Economía, Fomento y Contratación, Inmaculada Hernández.

El conjunto de la necrópolis como la orientación de las fosas y las cubiertas de tejas hablan de una necrópolis hispano-musulmana Los restos óseos, hallados en una de las tres zonas en las que se han efectuado excavaciones, se han limpiado de una forma muy detallada, se han fotografiado, se han tomado sus datos métricos y formales y se ha hecho una planimetría de toda la zona correspondiente. Tanto el conjunto de la necrópolis como la orientación de las fosas, las cubiertas de tejas y la posición en decúbito lateral de los individuos hablan de una necrópolis hispano-musulmana.

Los primeros trabajos de excavación fueron autorizados el pasado mes de julio en la zona denominada Los Nogales, pero ha sido en este mes de agosto cuando han finalizado los trabajos en esta zona, ya con el visto bueno de la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía para la continuación de las obras. Paralelamente a la finalización de los trabajos arqueológicos en Los Nogales comenzaron las excavaciones en Cobertizo 2 (necrópolis) y Cobertizo 3 (asentamiento).

Según detalla el informe emitido el lunes, el impacto arqueológico que producen los movimientos de tierra necesarios para la construcción de la carretera se minimiza a través de un proyecto de evaluación de ese impacto y una propuesta con medidas correctora. En los trámites iniciales se ha propuesto desde la Delegación de Cultura una prospección superficial de toda la zona que se va a afectar, de tal forma que se puedan reconocer las áreas susceptibles de contener registro arqueológico.

Éste se clasificará según el tipo de registro y según la afección de las obras y, de este modo, se proponen las medidas oportunas que pueden ser desde un seguimiento de los movimientos de tierras, una prospección con sondeos o una excavación arqueológica, entre otras tareas para garantizar la conservación de los restos presentes en la zona.

Consulta aquí más noticias de Granada.