La Policía Local de Santander ha detenido esta madrugada a un conductor por negarse a realizar la prueba de la alcoholemia en comisaria y a otro por duplicar la tasa permitida de alcohol.

La primera de las detenciones se produjo a las 1.50 horas en el Paseo Pereda durante el transcurso de un control preventivo realizado conjuntamente con agentes de la Policía Nacional y de la de Santander, quienes solicitaron la realización de la prueba de la alcoholemia a un conductor de un turismo.

En el etilómetro portátil, el conductor superó en más del triple la tasa permitida pero, posteriormente, se negó a la realización de la prueba en comisaría en el aparato de precisión, según ha informado en un comunicado la Policía Local, por lo que fue detenido.

La Policía instruyó las preceptivas diligencias judiciales y el vehículo fue retirado por una grúa al depósito municipal de Candina.

Ya a las 5.10 horas, otro conductor de turismo fue detenido por superar en "más del doble" la tasa permitida de alcohol en la prueba a la que fue sometido tras ser interceptado momentos antes a consecuecnia de una infracción.

Como en el caso anterior, se instruyeron diligencias judiciales y el coche fue llevado a Candina.

Dos pasajeros heridos en un accidente

Por otra parte, ayer, lunes, sobre las 15.00 horas, dos pasajeros de un vehículo resultaron heridos al cochar el coche en el que circulaban por la Avenida de Parayas con otro turismo.

Fueron auxiliados por miembros de la Policía de Santander, que instruyen diligencias y posteriormente, manifestaron la intención de trasladarse por sus medios al hospital.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.