El PSOE ha acusado al alcalde de Trillo (Guadalajara), el 'popular' Francisco Moreno, de encargar la construcción de una barbacoa "de grandes dimensiones" en la terraza del bar-restaurante municipal, en la ribera del río Cifuentes, frente a la cascada que constituye el espacio natural "más emblemático y bello" del interior del municipio.

La barbacoa, "una mole de piedra y ladrillo que destroza la belleza de un espacio natural único", en palabras de la portavoz del Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Trillo, Ana Pérez Puig, "impide" la visión de la cascada desde cualquier punto de la terraza, algo que "ya es suficiente motivo para que la obra se hubiera paralizado, tal como solicitamos los concejales socialistas, pero el alcalde ha seguido adelante con su construcción".

Sin embargo, según informan los socialistas en un comunicado, "más allá de la importancia de las cuestiones estéticas, la sorpresa del Grupo Socialista ha sido aún mayor al recibir una respuesta escrita del alcalde en la que reconoce que la construcción de la barbacoa, pese a estar en una zona de protección, no cuenta con autorización de la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT)".

En opinión de la portavoz socialista, esto "es una muestra más de la forma en que el alcalde del PP dirige el Ayuntamiento de Trillo, como si fuera su propio cortijo, con una prepotencia que le lleva incluso a poner por escrito que ha encargado una obra que daña gravemente la imagen del pueblo sin presupuesto, sin aprobación del gasto correspondiente y sin la autorización de la CHT".