La Autovía del Cantábrico (A-8) ha vuelto a ser cerrada al tráfico sobre las 9,45 horas de este martes entre O Alto da Xesta y Lourenzá, en Lugo.

En concreto, las causas que han obligado a cerrar, una vez más, esta autovía al tráfico han sido los bancos de niebla existentes en la zona, según han relatado fuentes de la Dirección General de Tráfico (DGT) a Europa Press.

El tramo de la Autovía del Cantábrico que se encuentra cerrado a la circulación comienza en el kilómetro 536 y finaliza en el 552, lo que corresponde al tramo entre O Alto da Xesta y Lourenzá.

Y es que este intervalo ya ha tenido que ser cortado al tráfico en varias ocasiones debido a la niebla después de que, a finales del mes de julio, se produjese una colisión múltiple que implicó a medio centenar de turismos y que se saldó con la muerte de una mujer y con diversos heridos.

De momento, fuentes de la DGT han precisado este martes a Europa Press que se desconoce cuando se volverá a abrir este tramo de la A-8 entre O Alto da Xesta y Lourenzá, pues han explicado que esto depende de las condiciones meteorológicas, es decir, de que desaparezcan los bancos de niebla.

Sobre este hecho, el Gobierno ya había advertido de que el tramo de la A-8 afectado por la niebla mantendrá los cierres temporales hasta que se implanten las medidas de seguridad proyectadas por el Ministerio de Fomento.

Consulta aquí más noticias de Lugo.