El hombre armado y atrincherado desde este lunes por la noche en un bar de Zaragoza se ha quitado la vida. Al parecer, el hombre -que no tenía ningún rehén- se encerró tras una discusión en el bar Maxi 2 de la calle La Salina, a las 23.00 horas.

El hombre estaba "nervioso" y "cabezón" y "no quería salir"Un negociador de la policía permanecía en el lugar intentando convencer al individuo para que depusiera su actitud, sin éxito, y sin que haubiera hecho ninguna petición.

El hombre, llamado Luis y de 62 años, había sido recientemente abandonado por su pareja después de que le prestara entre 30.000 y 40.000 euros para pagar el traspaso del citado local. Así lo ha explicado a los medios de comunicación en el lugar de los hechos una persona cercana al hombre atrincherado.

Al parecer, Luis prestó a esta mujer que era su novia, llamada Fátima y de nacionalidad guineana, el dinero necesario para hacerse con la gestión del bar, pero después ésta decidió romper la relación.

También se encuentra en el lugar un equipo especial de operaciones un operativo de los GOE (Grupo de Operaciones Especiales, similares a los GEO) en la zona y una ambulancia. Los accesos permanecen cortados con un amplio dispositivo de la Policía Local.

La camarera del bar accedió al interior del local para intentar convencerle de que deponga su actitud, pero no lo consiguió porque, ha dicho, estaba "nervioso" y "no quiere salir". Además ha percibido, según ha dicho, que el hombre podría haber estado "un poco borracho".

La mujer, quien ha rehusado confirmar si es la pareja de este hombre ni si tienen problemas sentimentales, ha entrado al bar un par de veces, al menos una de ellas acompañada de la hermana del atrincherado, para intentar convencerle de que salga, pero no ha tenido éxito. Después, explicó a los medios de comunicación congregados en la zona que el hombre está "nervioso" y "cabezón" y que "no quiere salir".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.