El ministerio de Industria impuso en 2006 2,072 millones de euros en 33 sanciones derivadas de las denuncias presentadas ante la Oficina de Atención al Usuario de Telecomunicaciones y está ultimando otros 29 expedientes que pueden suponer otros dos millones de euros.

El secretario de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, Francisco Ros, presentó el miécoles estos datos dentro del resumen de la actividad de esta oficina de atención al consumidor que en dos años de funcionamiento ha recibido 105.000 consultas y más de 27.000 reclamaciones.

Ros estuvo acompañado por el director general de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información, Bernardo Lorenzo, quien explicó que las multas de este año han sido por reclamaciones sobre número de tarificación adicional y bajas de servicios, especialmente.

En 2005 las multas fueron de cerca de seis millones de euros debido a la campaña de inspecciones a las operadoras de servicios de información telefónica, que determinó que la mayoría de ellas incumplía la obligación de informar a los usuarios sobre sus precios.

Ros dijo que en 2006 los usuarios presentaron 43.000 consultas y 15.400 reclamaciones, de las que el 83% se estimaron y fueron favorables al usuario y el resto se desestimaron, y explicó que en las reclamaciones de 2006 se observa cómo las regulaciones de protección al consumidor dan resultados.

Fijos, móvil e internet

El 34,7% de las reclamaciones de 2006 correspondieron a la telefonía fija, el 32,7 a acceso a internet, el 15,3% a telefonía móvil y el 14,8% a paquetes de voz y datos.

  • En telefonía fija, el mayor número de reclamaciones se han producido en servicio universal (20,9% del total) y de facturación (12%), mientras ha bajado el número de las de preselección (del 26 al 6) debido a las sanciones impuestas y las de servicios de tarificación adicional, que del 46% de 2004 y el 8 en 2005, se sitúan sólo en un 1,2% del total.
  • En telefonía móvil, la facturación ocupa la mayor parte de las quejas de los usuarios, con un 27%, seguida de las bajas, especialmente por las penalizaciones al rescindir el servicio, con un 25,3% del total.
  • En internet, el mayor número de quejas se deben a las bajas solicitadas y no tramitadas (se mantienen en el 35%) y aumentan de un 9 a un 12% las de "liberalización de línea" que se produce en un cambio de operador, cuando el nuevo suministrador no puede acceder a la línea del abonado y este se encuentra en servicio.

Por operadores

  • En telefonía fija, Jazztel fue el operador con más reclamaciones por abonado, con 12,62% por cada 10.000 abonados, seguido de Wanadoo (Orange) con 10,70; Tele2-Comunitel, con 3,77; Ya.com con 2,47; Telefónica de España con 2,25 y ONO con 1,79 reclamaciones por cada 10.000 abonados.
  • En telefonía móvil, Amena recibió 0,96 reclamaciones por cada 10.000 abonados; Vodafone 0,41 y Movistar 0,37 por cada 10.000 abonados.
  • En internet, Jazztel recibió 49,28 reclamaciones por cada 10.000 abonados; Wanadoo (Orange), 24,57 por cada 10.000; Ya.com, 20,53; Tele2-Comunitel, el 10,47; Telefónica de España, 1,69 y ONO, 1,07 por cada 10.000 abonados.

MÁS NOTICIAS DE TECNOLOGÍA