Desde ahora, las mujeres que ocupen altos cargos en la Administración india deberán informar sobre sus ciclos menstruales, según informa el diario The Guardian.

Las nuevas medidas laborales para 2007, de aplicación para el alto funcionariado, exigen que sus empleadas rellenen un impreso que consta de tres páginas sobre salud.

En éstas, se les pide que ofrezcan un "historial detallado" sobre su periodo menstrual, así como la última fecha en la que disfrutaron de una baja por maternidad, y su duración.

La medida ha provocado el enojo de las mujeres trabajadoras, que la tanchan de "insolente y fuera de lugar".

Alrededor de un 10% de los 4.000 funcionarios que hay en la India es mujer.

Un oficial del ministro de Trabajo, Satyanand Mishra, declaró que no sabía exáctamente las razones que habían empujado a que esas preguntas aparecieran en el cuestionario.

"Supongo que ayudarán a evaluar la salud de los empleados del departamento", aventuró.