El ministro de Asuntos Sociales, Jesús Caldera, ha especificado la cuantía de algunas de las prestaciones que podrían recibir los beneficiarios de la nueva Ley de Dependencia aprobada en noviembre.

Las Administraciones Públicas dedicarán 1.014 euros mensuales por cada beneficiario con gran dependencia
Cadera explicó, durante una visita a una residencia de ancianos de Moratalaz (Madrid) que propondrá a las CCAA que la prestación a
los cuidadores familiares de las personas dependientes sea de hasta 561 euros al mes.

Esta cantidad incluiría 487 euros mensuales y 74 euros en concepto de coste de la Seguridad Social y acciones de Formación.

Esta medida forma parte del desarrollo reglamentario de la Ley de Dependencia y será debatida próximamente en el Consejo Territorial de la Dependencia.

El ministro también anunció que las Administraciones Públicas destinarán este año 1.014 euros mensuales por cada beneficiario con gran dependencia.

De este modo, el Gobierno y las CCAA aportarán cada uno 507 euros adicionales al mes por persona con gran dependencia, señaló.

Superior a otras pensiones

En comparación con otras prestaciones sociales públicas, la pensión no contributiva asciende a 312 euros, la pensión mínima de jubilación a 493 euros y la pensión mínima de viudedad a 493 euros.

Además de la prestación, al tener que darse de alta en la Seguridad Social los beneficiarios tendrán derecho a poder recibir la pensión correspondiente.

La cuantía definitiva que percibirá el cuidador familiar estará determinada por el grado y nivel de dependencia del beneficiario.

Nuevo derecho a la ciudadanía

La Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a Personas en Situación de Dependencia (Ley de Dependencia) establece un nuevo derecho de ciudadanía: el de los mayores y de las personas con discapacidad que no se pueden valer por sí mismas a ser atendidas por los poderes públicos, y crea el Sistema de Dependencia.

A través del sistema, las personas dependientes tendrán garantizado el acceso a los servicios sociales (ayuda a domicilio, centros de día, teleasistencia, plazas residenciales) y prestaciones económicas (para el cuidador familiar o para el asistente personal) que necesiten.

Tres niveles de dependencia

En la actualidad, el Gobierno y las Comunidades Autónomas ya han acordado el baremo con el que se evaluará a los ciudadanos para evaluar su grado y nivel de dependencia.

En las próximas semanas, los ciudadanos podrán solicitar ya una evaluación en los servicios sociales de sus CCAA para determinar su grado y nivel de dependencia y las prestaciones a las que tienen derecho.

En 2007, según la ley, tendrán acceso a la atención las personas con gran dependencia y, paulatinamente hasta 2015, se irán incorporando al sistema las personas con dependencias severas y moderadas.

Para financiar la puesta en marcha del Sistema de Dependencia, el Gobierno y las Comunidades Autónomas destinarán cerca de 26.000 millones de euros adicionales hasta 2015 (más de 800 en 2007).