Los análisis médicos efectuados en el Instituto de Salud Carlos III de Madrid al hombre de origen nigeriano, que este sábado ingresó en el Hospital Sant Juan de Alicante con síntomas de poder tener ébola, han revelado que no está infectado con el virus, han informado fuentes del Ministerio de Sanidad.

Se trata de un ciudadano nigeriano de 30 años de edad, que acudió al hospital General de la ciudad alicantina con síntomas de la enfermedad, acompañado de su hermana. El hombre había estado recientemente en el país africano (podría haber vuelto de allí hace 15 días). Ambos fueron trasladados al Hospital de San Juan en ambulancias especiales.

El presunto enfermo sufría malestar, vómitos y hemorragias, además de la fiebre

El hombre tenía más de 38,3 grados de fiebre, el límite considerado como posible síntoma de la enfermedad. Además de la fiebre, presentaba malestar, vómitos y hemorragias.

Pero los exámenes realizados han confirmado que no está infectado por la enfermedad, según las mismas fuentes, que han precisado que no se harán contra-análisis, ya que este ciudadano no ha tenido contacto, en principio, con posibles infectados.

En cambio, esta situación sí le ocurrió a la religiosa de origen guineana y pasaporte español Juliana Bonoha, que fue repatriada a España desde Liberia junto al padre Miguel Pajares, que murió el pasado día 12 a causa del virus.

La última prueba realizada a la hermana Juliana Bonoha confirmó el  pasado jueves que no padecía la enfermedad y su estado era bueno y estable hemodinámicamente.

No obstante, a pesar de este nuevo test negativo, la religiosa, según la Unidad de Medicina Tropical del Servicio de Medicina Interna del Hospital La Paz-Carlos III, "estará bajo observación hasta que transcurra el periodo de incubación de 21 días, siguiendo el protocolo de aislamiento establecido".

Noche estable

El paciente ingresado en el Hospital Sant Juan de Alicante había pasado la noche estable, según los datos aportados por la Consellería de Sanidad valenciana.

Además, un portavoz de la Consellería incidía, antes de conocer los resultados, en que de momento se trataba de "una sospecha, como otras que se han dado" en esta comunidad, y que por eso se había activado el protocolo habitual contra el ébola.

Por ejemplo, el pasado 25 junio, se realizaron análisis a otro paciente, de origen guineano, en el hospital La Fe de Valencia, que había sido aislado por la sospecha de que padeciera ébola.

Esta sospecha hizo que se aplicara el protocolo de referencia que marca Sanidad Exterior, y las pruebas confirmaron también que este ciudadano, que aterrizó en Valencia procedente de Marruecos, no tenía la enfermedad.

Consulta aquí más noticias de Alicante.