Microsoft advirtió el martes de la presencia de cuatro defectos de seguridad en sus programas que calificó de "críticos" y que podrían permitir a terceros hacerse con el control del ordenador de un usuario.

La empresa, cuyo sistema operativo Windows está presente en el 95 % de los ordenadores de todo el mundo, ha lanzado los parches para esos fallos como parte del boletín de seguridad mensual.

El principal fabricante de software del mundo califica el fallo de crítico cuando permite que un virus dañino de internet se reproduzca en el PC sin que el usuario haga nada.

La compañía dijo que los parches "críticos" reparaban tres agujeros de seguridad en Windows y otro en Content Management Server. Además publicó otra actualización de seguridad para Windows que calificó de "importante", un nivel de amenaza menor.

Esta situación se produce poco más de una semana después de que presentasen otro parche, fuera de la actualización mensual regular, para taponar una brecha de seguridad relacionada con un cursor animado que los piratas informáticos usaban para lanzar sus ataques después de que los internautas pinchasen en páginas peligrosas.