La reforma de la M-30 ha aportado a Madrid casi 254.000 árboles nuevos a través del Plan de Reforestación Madrid Calle 30, creado para "compensar las afecciones generadas por la modernización de las infraestructuras", señaló hoy el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón.

El día que las obras terminen tiene que haber más árboles que el día antes de su inicio

Tras una visita a los 70.000 nuevos ejemplares plantados en la Casa de Campo dentro de la tercera y última fase del plan, Ruiz-Gallardón aseguró que "el día que las obras terminen tiene que haber más árboles que el día antes de su inicio".

Estos 254.000 nuevos árboles, "que equivalen a doce veces la masa arbórea de El Retiro", apostilló el alcalde, se han distribuido en 503 hectáreas repartidas en doce distritos.

La actuación, cuyo coste estimado de 7,5 millones de euros han pagado las constructoras de la M-30 como medida de compensación, se ha dividido en tres fases.

Insuficientes

Para cumplir con la normativa, que obliga a compensar la tala de árboles con la plantación de tantos árboles como años tuviera el ejemplar cortado, Santín afirmó que sería necesario la reforestación con 700.000 nuevos árboles.

En estos últimos cuatro años, se han perdido 45.000 árboles consolidados y se han perdido unas 200 hectáreas de jardines y parques
Además de considerar insuficientes las plantaciones llevadas a cabo, indicó que el 30 por ciento de los que componían la primera fase "se han secado" y apuntó que los lugares elegidos dentro del plan de reforestación del alcalde constituyen "una auténtica aberración medioambiental".

"En estos últimos cuatro años, se han perdido 45.000 árboles consolidados y se han perdido unas 200 hectáreas de jardines y parques", detalló Santín, quien aseguró que estos hechos desmienten la afirmación de que "hoy Madrid tiene más árboles".

Además, entre un 40 y un 50 por ciento de los 70.000 árboles plantados en la Casa de Campo dentro del proyecto Madrid Calle 30 no sobrevivirán, puesto que "no corresponden al clima de la Meseta", según señaló hoy el portavoz de la asociación Ecologistas en Acción, Juan García.