Por primera vez se han detectado evidencias de agua en un planeta situado fuera del sistema solar, según desveló el martes un astrónomo, anunciando un descubrimiento tentador para los científicos ansiosos por saber si hay vida más allá de la Tierra.

Travis Barman, un astrónomo del Observatorio Lowell de Flagstaff, Arizona, anunció el hallazgo de vapor de agua en la atmósfera de un inmenso planeta gaseoso similar a Júpiter y que está a 150 años luz de la Tierra, en la constelación Pegaso.

Está a 150 años luz de la Tierra, en la constelación Pegaso.

El planeta es conocido como HD 209458b.

Otros científicos habían dicho en febrero que no pudieron encontrar pruebas de la existencia de agua en su atmósfera ni en la de otro cuerpo celeste parecido a Júpiter.

"Estoy muy convencido", dijo Barman en una entrevista, y considera que "definitivamente es una buena noticia porque siempre se ha pronosticado la presencia de agua en la atmósfera de este planeta y de muchos otros".

El Observatorio Lowell, una institución privada de investigación astronómica, anunció el descubrimiento que será publicado en el Astrophysical Journal e indicó que el estudio está respaldado por la NASA.

La detección de presencia de vapor de agua fue posible gracias a que el planeta, que se encuentra en una posición favorable para su observación desde la Tierra, orbita directamente frente a su estrella cada tres días y medio, lo que permite la realización de cálculos vitales.

El HD 209458b es lo que se conoce como planeta en tránsito.

Los científicos están ansiosos por encontrar agua en otros planetas, tanto dentro como fuera del sistema solar, ya que se cree que el agua es fundamental para la existencia de vida.