Ese día, entre las 2.30 horas y las 3, le robaron el bolso a la víctima en la calle Bolsería. La chica observó después a un sospechoso y se acercó a él reclamándole sus pertenencias. Sin embargo, éste, de nacionalidad rumana, la emprendió a golpes con ella y la llevó a un edificio en ruinas, junto al IVAM, donde la violó en cuatro ocasiones. La chica escapó horas después y pidió auxilio a un ciclista, quien avisó a la Policía.