Las zapatillas jubilan a las esparteñas y afean la fiesta
Un grupo de jóvenes disfrutan del día del Bando de la Huerta en zapatillas de deporte y vaqueros en el jardin de la plaza de la Universidad. (Lara Roda).
Música, baile, diversión, alcohol y el cielo gris. Así amaneció ayer el Bando de la Huerta con miles de huertanicos en la calle para vivir el día grande de Murcia.

La nota predominante: zapatillas de deporte en lugar de las esparteñas. Muy pocos lucieron el calzado típico. 20 minutos apenas contó unas 30 chicas de huertanas desde la Circular a la Universidad. Vestían con zaragüel.

La Federación de Peñas   repartió folletos este año para que los jóvenes se vistan correctamente, pero no es suficiente: «El año que viene intensificaremos la campaña, que empezará antes. Pondremos anuncios en prensa y repartiremos catálogos en colegios e institutos para explicar cómo viste un huertano», explicó el presidente, Antonio Avilés.

«Las zapatillas son mucho más cómodas», replica Aroa González, de 17 años. Sin embargo, esta sería una pega que se le podría poner al esfuerzo que hace la Federación para conseguir la declaración de Interés Turístico Internacional.

Sobre las 11.30 h ya eran muchos los que se congregaban en la Circular. Las barracas servían las primeras cervezas y los chavales abrían las botellas de ron. Era la hora de los más jóvenes, que sin duda son los que antes comienzan a beber alcohol.

Pero la gran fiesta estaba en el jardín de la Fama. A las 12.30 h ya no cabía un alfiler. Además, este año los chavales hicieron gala de imaginación para no tener que hacer colas en las barracas para comer. Parrillas, barbacoas, mesas plegables, jaimas, lonas, carros con cañizo... todo valía para cobijar el festín y el alcohol.

La música de los camiones, que sacaban la adrenalina de los cuerpos huertanos, se entremezclaba con las jotas y el sonido de alguna que otra ambulancia.

La parte menos dulce: las borracheras. El primer intoxicado del día fue un chaval de 14 años en la Seda, a las 11.40 h. Al cierre de esta edición eran 83 los atendidos (40 menores), frente a los 150 de 2006 y los 1.700 de 2005. De todos ellos, el más joven sólo tenía 12 años.

Ninguno de los menores intoxicados fue dado de alta sin que antes sus padres fueran a recogerles en Urgencias.

Dinos... qué te pareció el bando

Cuéntanoslo en... e-mail nosevendemurcia@20minutos.es correo Avda. Primo de Rivera, 30008. Murcia o en www.20minutos.es