El sol calienta el  desfile y Murcia tira la huerta por la ventana
Murcia celebró el Bando con la exhibición de la Patrulla Águilas. (Lara Roda).
Puntual, el Bando de la Huerta salió ayer a las cinco de la tarde de la avenida San Juan de la Cruz y una hora después ya bajaba por el puente viejo. Justo cuando asomó la réplica del monumento al huertano con un tablacho en la mano salió el sol. Parecía haber escuchado las plegarias a San Pedro: «Perico, que caiga agua, pero hoy no».

Gigantes con cabezas de alcaciles y dulzainas entonando la Parranda dieron paso a la carroza del «perráneo», Francisco Rodríguez Gallardo, y a su discurso panocho. Mientras, los ecologistas sacaban pancarta: «Ya tenemos el Bando, nos falta la huerta».

Se vieron en el desfile una moto del 40, capazos de limones, el grupo Virgen de la Fuensanta, los caracoles de El Almendro, lecheros en bici, el afilaor, las panaderas y las reinas infantiles que no salieron el lunes por la lluvia.

A la altura de Santa Isabel, a las 18.34 h, aparecieron dos veces en el cielo los 7 aviones de la Patrulla Águila, dibujando la bandera roja y gualda.

A las 19.32 h aún quedaba desfile, pero sin sol. Cayó entonces una lluvia de 16.000 kg de morcillicas, chorizos...

La Morenica se viste de grana

Desde primeras horas de la mañana, la plaza Belluga se fue llenando de feligreses que querían presenciar la tradicional misa huertana. La Virgen de la Fuensanta, ataviada con un manto rojo y dorado, presidió la eucaristía. La ofició el obispo de Cartagena, Juan Antonio Reig Pla. La procesión de la patrona fue el broche de oro a la mañana huertana. Miles de pétalos de flores decoraron el trayecto de La Morenica por el entorno de la catedral. Un año más, no faltaron las falleras.