La tienda de ultramarinos, el zapatero y la tasca de toda la vida. Los pequeños comerciantes, artesanos y hosteleros del la zona norte de la capital (Cartuja, Almanjáyar y La Paz), el Albaicín y los cascos históricos de Santa Fe, Loja, Guadix y Baza tienen desde hoy una ayuda para reformar sus negocios. La Junta pone en marcha subvenciones para recuperar el comercio tradicional. La cuantía es del 65% del coste de la obra, hasta los 50.000 euros.

Pueden pedirlas los negocios ubicados en los locales de edificios de pisos (el 80% del inmueble debe tener uso residencial). La obra tiene que superar los 10.000 euros.

Todo sobre la ayuda

Comercio y hostelería: Deben tener menos de 15 empleados y un volumen de negocio que no supere los tres millones de euros. Afecta a bares, restaurantes y tiendas de alimentos, bebidas y productos industriales (menos farmacias, tiendas de vehículos y recambios, y sex shop).

Artesanos: Menos de cinco empleados de plantilla y unas ventas anuales que no excedan el millón de euros.

Obras a realizar: Adecuación estructural y funcional, eliminación de barreras y remodelación interior.

Hasta cuándo: Se pueden pedir desde hoy hasta que termine la vigencia del Plan Andaluz de Vivienda y Suelo 2003-2007.

Dónde: En las oficinas de rehabilitación de Cartuja, Albaicín, Santa Fe, Loja, Guadix y Baza.

Necesidades: Además, se analizará, junto con los vecinos, las necesidades de comercios y servicios del barrio para nuevas actuaciones.

Más ascensores y menos barreras

La colocación de ascensores y la supresión de barreras arquitectónicas son las dos líneas básicas del programa de rehabilitación de edificios residenciales de la Junta. Los bloques deberán tener una antigüedad superior a los diez años y sus vecinos, rentas bajas. La subvención que se concede va del 75% al 95% del importe de las obras de rehabilitación.