Una selva en el balcón
Han crecido tanto que han cubierto por completo sus terrazas, hasta casi impedir salir. (F. González)
Las lluvias de los últimos días, y las regaderas de sus dueños, han colaborado en crear esta selva.