Julio Cuesta Bernal
Julio Cuesta es el primer transexual que ha cambiado se sexo sin pasar por el quirófano. (Foto: Paco Llopis) Paco Llopis
Julio Cuesta salió ayer del juzgado con un sueño cumplido: tras 25 años de suplicio, y los cinco últimos de tribunal en tribunal, ha conseguido que los papeles lo reconozcan como él se siente sin tener que pasar por el quirófano: como un hombre.

La historia de este valenciano, nacido hace 50 años en el cuerpo de una mujer, refleja la del primer transexual que se acoge a la Ley de Identidad de Género , en vigor el 19 de marzo, que permite cambiar de género sin operarse.

Pero es, además, un relato de superación, ya que no podía hacerlo por un error médico, que le dejó una minusvalía del 79%.

No se despegará del carné

Su caso está hoy en el Supremo, ya que dos jueces han desestimado su petición en los últimos cinco años.

«Pero ya no necesito esa vista, porque tengo lo que tanto quería», relata Julio. «No somos una familia pudiente, y tuve que buscarme un abogado de oficio», prosigue.

Su primer paso con la nueva partida de nacimiento va a ser ir hoy mismo a hacerse el nuevo DNI.

Ahora iré siempre con mi DNI, ya no me avergonzaré

«Quiero votar en mayo, aunque sea con el resguardo», asegura. Hasta ayer, nunca llevaba encima el carné, no lo sentía suyo. «Ahora iré siempre con él, y ya no me avergonzaré».

500 valencianos, en su situación

Unos 500 transexuales de la Comunitat Valenciana están en la misma situación que Julio: a la espera de solicitar el cambio de nombre y sexo en el DNI sin verse obligados a pasar por el quirófano.

Según la información que maneja Luisa Notario, coordinadora general de Lambda, «no hay un registro oficial, pero nuestros datos apuntan a estas cifras», tanto en transexuales masculinos como femeninos.

Las intervenciones para adaptar el físico a la mente rondan los 60.000 euros.