«Creemos que ‘Viven’ es como un ‘picnic’»
Nando Parrado (F. González)
Ayer lo hizo en Alicante.

¿Recuerda cada día lo que le pasó en los Andes?


Desde que dormí la primera noche en el hospital tras el rescate no he vuelto a tener pesadillas, pues no es lo más importante que me ha pasado en la vida. Lo recuerdo como una película.


¿Qué ha sido de los demás supervivientes?


Están todos bien. Éramos amigos 10 años antes del accidente y continuamos viéndonos bastante, pues vivimos en el mismo barrio. Son arquitectos, médicos, notarios o abogados, pero todos piensan que la vida sigue.


¿Tiene miedo a volar?


Durante mucho tiempo tuve fobia, pero un amigo me llevó a volar y ahora piloto y vuelo un millón de millas al año, pues dos de mis programas de televisión requieren viajes internacionales.


¿Qué valores aprendidos en la montaña le han servido en su vida diaria?


Pienso que si sobreviví en un ambiente hostil, puedo hacerlo en uno como los negocios. Yo he estado en el infierno y ya tomé las peores decisiones de mi vida (como decidir mi forma de morir). Lo demás me parece fácil y decido rápido. Detecto y afronto situaciones límite.


¿La película Viven es fiel a lo que sucedió?


Los supervivientes creemos que es un picnic. En casi dos horas no se pueden resumir 72 días y 72 noches. Es muy suave, porque no se puede reflejar el frío horrible ni la sed. Además, da muchos saltos temporales y nosotros sufrimos durante un tiempo interminable.

BIO

En 1972 sobrevivió 72 días en la montaña tras un accidente aéreo. Hoy es productor de programas de televisión.