Fuentes de la Consejería de Medio Ambiente indicaron que el parto, que fue muy largo, se produjo a los 66 días de gestación, siendo el padre de las nuevas crías el macho Jub.

Este año, otras tres hembras –Saliega, Aura y Adelfa– alumbraron siete crías.

Con estos nuevos nacimientos son ya 16 los linces ibéricos que han nacido en cautividad en este centro, de los que sobreviven 12, en el marco del programa de cría en cautividad para apoyar la conservación de esta especie en peligro de extinción.