Tres terroristas se suicidan en las calles de Casablanca
Restos del terrorista que se inmoló ayer por la mañana. (M. Borja /Efe).
Cuatro terroristas murieron ayer en una operación contra el terrorismo islamista realizada por la policía marroquí en Casablanca, que se desarrolló durante todo el día.

Por la mañana, un terrorista se suicidó haciendo estallar los explosivos que llevaba adosados a su cuerpo, cuando se vio rodeado por policías en la azotea de un edificio al que había subido para tratar de escapar. La Policía sospecha que se trataba de Ayoub Raydi, hermano del responsable del ataque suicida contra un cibercafé el pasado 11 de marzo.

Otro terrorista murió a consecuencia de los disparos recibidos por los agentes, que temieron que pudiera llevar también carga explosiva. Se trataba de Mohamed Mentala, en busca y captura desde 2003 por su presunta relación con los atentados de Casablanca, en los que murieron 45 personas.

Durante la tarde, la Policía mantuvo acordonada la zona para tratar de localizar a un tercer terrorista que había conseguido huir. Al ver que iba a ser detenido se suicidó, provocando con la explosión la muerte de un inspector. Además, otro policía y dos niños resultaron heridos.

Dos terroristas más, que permanecieron acorralados durante varios minutos, acabaron suicidándose a última hora de la tarde.