En esta muestra expone más de 80 fotografías, todas enmarcadas en blancos y negros, medidas al milímetro para llenar el espacio, aunque sin llegar a saturarlo. Pero más allá de la belleza de lo fotografiado, esta muestra rompe una lanza a favor de la solidaridad, pues el artista ha donado todas sus obras a los Hermanos Misioneros de los Enfermos Pobres de Vigo, porque en muchas ocasiones retrata con su objetivo las injusticias del mundo.

* Centro Social Caixanova. C/ Policarpo Sanz, 24. De 18.00 a 21.30 h. Entrada gratis.