Anadel pide a la Fiscalía que investigue la muerte de una tigresa que un particular mantenía en Cangas de Onís

La Asociación Nacional Animales con Derechos y Libertad Anadel, ha presentado recientemente denuncia ante la Fiscalía de Medio Ambiente, con el objeto de que se abran diligencias y se investigue la muerte de una tigresa que un particular cangués mantenía como mascota.
Imagen de la tigresa.
Imagen de la tigresa.
ANADEL

La Asociación Nacional Animales con Derechos y Libertad Anadel, ha presentado recientemente denuncia ante la Fiscalía de Medio Ambiente, con el objeto de que se abran diligencias y se investigue la muerte de una tigresa que un particular cangués mantenía como mascota.

La asociación lleaba cerca de dos años denunciando ante la Consejería y ante el Ayuntamiento de Cangas de Onís dicha situación, al tratarse de una especie incluida en el Convenio sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre, más conocido como Convenio CITES, en la catalogación del anexo 1 (inminente peligro de extinción).

Según explica el colectivo en una nota de prensa, hace aproximadamente dos años desde Anadel se cursó la primera denuncia sobre éste tema. Por aquel entonces recibieron noticias de que un particular mantenía una tigresa en pésimas condiciones en una nave próxima a la localidad de Las Rozas en el concejo de Cangas de Onís. Inmediatamente se presentó denuncia ante el Seprona y se comunicaron los hechos al ayuntamiento. El Seprona realizó la correspondiente inspección y tras comprobar la veracidad de los hechos dió traslado del acta a la Consejería.

Posteriormente fueron los veterinarios del Principado los que comprobaron el estado del animal. Desde Anadel se pidió el inmediato decomiso del animal, "al encontrarse éste en pésimas condiciones higiénico sanitarias, y el detectarse varias irregularidades en la documentación del felino, además de carecer del correspondiente seguro de responsabilidad civil y de la licencia de núcleo zoológico de la instalación donde se retenía al felino", eñala la nota de prensa.

La asociación explica además que encontró un centro de recuperación de animales donde acogerían al animal y que se ofreció a costear los gastos del traslado del felino. "Se presentó una propuesta formal a la Consejería y nos reunimos en varias ocasiones con el departamento jurídico del principado, a quienes acusamos en todo momento de una dejadez total en este asunto", añade la nota.

Después de casi dos años de lucha, desde el Seprona se comunica que el animal ha fallecido. "Nos reunimos de inmediato con la consejería y ésta nos indica que desconocen la noticia, pero que puede ser posible ya que en la última inspección los veterinarios "detectaron que el animal estaba muy delgado", comenta Anadel.

La asociación entiende que se trata de un caso de maltrato animal. Según sus investigaciones, "todo apuntaba que el cuerpo había sido enterrado por el propietario en las inmediaciones de la nave. Al poco tiempo se nos comunica que efectivamente el animal estaba enterrado y que el cráneo del animal había sido sustraído".

Anadel quiere denunciar públicamente al mismo tiempo "la pésima actuación de la Consejería en este asunto, quienes podían haber evitado la muerte del animal si hubiesen actuado con la suficiente presura tal y como el asunto requería".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento