El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha anunciado que se reforzarán las políticas de seguridad vial y se van a «acelerar» las medidas que «creemos que, en su conjunto están dando resultado», entre ellas el carné por puntos. 

Fuentes de la DGT consultadas por 20minutos.es apuntaron a los procesos sancionadores como probable aspecto a reformar. Así, recordaron que Pere Navarro se ha quejado en varias ocasiones de la lentitud de estos procedimientos, que suelen demorarse varios meses.

Asimismo, recordaron que el nuevo carné por puntos entró en vigor en el mes de julio, mientras que la primera retirada de un permiso de conducir no se produjo hasta noviembre. Hasta el 23 de marzo se habían tramitado 441.000 denuncias que conllevan pérdida de puntos.

Los 106 muertos en carretera de Semana Santa (4 menos que en 2006) han hecho reconocer al ministro que no se han conseguido los objetivos marcados en el último operativo especial de la DGT.

El carné por puntos y los nuevos radares no han surtido el efecto deseado, sobre todo en las vías convencionales, donde se concentraron el 75% de los accidentes.

Bálsamo de Fierabrás 

Rubalcaba afirmó que "el carné por puntos no es el Bálsamo de Fierabrás", en relación con los datos de siniestralidad en las carreteras españolas durante la Semana Santa.

El 38% ha muerto en accidentes debidos a la velocidad

En su opinión es un "balance malo", ya que no se ha conseguido que el número de muertos bajase significativamente por la entrada en vigor del carné por puntos. 

En este sentido precisó que ha habido menos accidentes que en 2006 pero más muertes en cada uno.

De igual modo, señaló que han aumentado ligeramente los muertos de entre 55 y 64 años y que el 38% de los fallecidos "ha sido por accidentes debidos a la velocidad, el problema más importante".

Menos muertos en el primer trimestre

Rubalcaba indicó que en el primer trimestre de 2007 hubo 632 muertos, 93 menos que en 2006 y que en todo ese año hubo 1.000 muertos menos que en 2003.

En su opinión, estos datos indican que "las políticas puestas en marcha han ido dando resultados".

"Creemos que la tendencia en siniestralidad desde 2004 es buena, a pesar de los malos datos", señaló el ministro para concluir que acelerarán "las medidas que hasta ahora nos han permitido reducir la siniestralidad".