El número de salas de cine en España aumenta con respecto al año pasado, aunque cada vez son de menor capacidad, por lo que desciende el número de butacas, según los datos que publica la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC) en su décimo Censo de Salas de Cine.

Los cines tradicionales desaparecen de forma paulatina en España en favor de los multicines. Al menos así lo indica que el descenso en el número de locales de exhibición -848 a 1 de marzo de 2007, 53 menos que hace doce meses- implique un aumento en el número de salas, de 4.120 en 2006 a 4.133 en la actualidad, que corresponde a 92 salas por cada millón de habitantes.

Hay 17.316 menos que en 2006, y 92 salas por cada millón de habitantes

Este ligero aumento en cuanto al número de salas de cine en España mantiene los datos estables de los dos últimos censos, en los que ya no se da el vertiginoso crecimiento de años anteriores, como también refleja la caída en el número de butacas: 17.316 menos que el ejercicio anterior hasta llegar a las 965.934.

De un total de 495 locales de cine del país, un 58,4%, cuentan con más de una sala, y son los cines Kinépolis de Pozuelo de Alarcón y los Cinesa Parc Vallés de Terrasa (Barcelona) los espacios con mayor número de pantallas, con 25 y 24, respectivamente.

De este décimo Censo de Salas de Cine, publicado por AIMC, también se desprende que Andalucía, Cataluña y Madrid son las comunidades con mayor número de salas.

Además, el 91,9% de poblaciones mayores de 50.000 habitantes tiene al menos un cine frente al 4,4% en poblaciones menores de 50.000 habitantes.