Legumbres
Tres variedades de lenteja.

Las legumbres son una parte fundamental de la buena dieta, de la dieta mediterránea. De hecho, habría que comer legumbres al menos dos veces por semana. O más. Un estudio canadiense anima a comer una porción diaria de legumbres, porque ayuda a controlar el peso.

Conocer qué es lo que sacia el apetito puede ayudar a perder peso y a no recuperarloSegún ha mostrado una revisión sistemática y un meta-análisis liderado por el doctor del departamento de Nutrición Clínica y Factores de Riesgo del Hospital St. Michael (Canadá), John Sievenpiper, comer una porción diaria de guisantes, garbanzos, lentejas o frijoles ayuda a controlar el peso.

En concreto, el equipo del investigador, cuyo trabajo ha sido publicado en Obesity, ha analizado nueve ensayos clínicos que incluyeron 126 participantes de más de 2.000 documentos seleccionados. De esta forma, han comprobado que las personas se sienten un 31% más saciadas cuando comen 160 gramos de legumbres al día que con una dieta control.

Y es que, las legumbres son alimentos que se descomponen lentamente y que, por tanto, se pueden utilizar para reducir o eliminar el consumo de proteínas animales en la comida.

El valor calórico de las legumbres es de 300 kcal por cada 100 gramos, con un gran aporte de vitaminas, minerales y fibra soluble. Y sus beneficios muchos:

  • Previenen la cardiopatía isquémica
  • Ayudan a mantener el peso
  • Mejoran la glucemia
  • Mejoran la presión arterial
  • Ayudan a ir al baño
  • Previenen el cáncer de colon

En este sentido, el experto ha recordado que el 90% de las dietas para perder peso fallan debido al hambre o a los antojos para comer algunos alimentos. Por ello, ha asegurado que conocer qué es lo que sacia el apetito puede ayudar a perder peso y, además, a no recuperarlo.

Anteriormente, Sievenpiper y su equipo también mostraron que una porción al día de alubias, guisantes, garbanzos o lentejas puede reducir significativamente el “colesterol malo” y, por tanto, el riesgo de enfermedad cardiovascular. Al comer una porción al día de legumbres la gente podría reducir en un 5% su colesterol LDL ('colesterol malo') y que esto se traduciría en una disminunición de entre un 5 y un 6% del riesgo de enfermedad cardiovascular.

Según los expertos de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), los niños, ancianos y enfermos son las personas que más aporte energético necesitan, motivo por el cual es recomendable que tengan incluidas en su dieta semanal entre dos y cuatro raciones de legumbres.