Portugal crea Nuevo Banco, con los 'activos buenos' del Espírito Santo y 4.900 millones de euros

  • La inyección económica procederá del Fondo de Resolución.
  • Este fondo, sin embargo, no cuenta aún con recursos suficientes, por lo que el Estado deberá recurrir al programa de ayuda financiera de la troika.
  • El Ejecutivo asegura que la recapitalización no tendrá ningún coste para los contribuyentes, pero la oposición lo duda.
El gobernador del Banco de Portugal,
El gobernador del Banco de Portugal,
Tiago Petinga / EFE / EPA

El gobernador del Banco de Portugal, Carlos Costa, anunció este domingo la creación de una nueva entidad, llamada Nuevo Banco, con los activos de buena calidad del Banco Espírito Santo (BES) y con una inyección de 4.900 millones de euros del Fondo de Resolución.

"Se ha creado un banco nuevo, denominado Nuevo Banco, para el que se transfieren de inmediato" los activos, depósitos y créditos del BES consideradosbuenos, dijo Costa en una declaración a la prensa, sin derecho a preguntas, en la sede del Banco de Portugal.

El Nuevo Banco nace con un capital social de 4.900 millones de euros procedentes del Fondo de Resolución, según el gobernador, quien aseguró que esta solución "no tendrá ningún coste para el erario público ni para los contribuyentes". Vítor Bento, economista portugués hasta ahora consejero delegado del BES, será su director.

Costa lanzó un mensaje de tranquilidad a todos los clientes del BES al asegurar que se descarta "completamente e inequívocamente" cualquier hipótesis de que puedan verse afectados por esta reestructuración.

En términos similares se pronunció el Gobierno luso, en un comunicado difundido por el ministerio de Finanzas, en el que se asegura que "los contribuyentes no tendrán que soportar los costes relacionados con la decisión adoptada".

La medida anunciada por el Banco de Portugal, añade la nota, "garantiza íntegramente los depósitos, la prestación de servicios bancarios, los puestos de trabajo y las relaciones comerciales que tenía la institución".

El Nuevo Banco será una entidad saneada y que, en la práctica, tendrá un único accionista, el Fondo de Resolución, un instrumento creado en 2012 en el marco de la Unión Bancaria europea y financiado por instituciones financieras y bancarias lusas.

El Fondo se queda con lo que los analistas llaman el "BES bueno", es decir, ya recapitalizado y con los créditos sin riesgo y los activos de buena calidad. Y los actuales accionistas, entre ellos la familia Espírito Santo, se quedan con el "BES malo", que seguirá llamándose BES y al que serían transferidos los activos tóxicos y los más problemáticos.

Se evita así la nacionalización de la entidad y los contribuyentes lusos no tendrán, en principio, que hacerse cargo de esta crisis bancaria.

No obstante, el Fondo de Resolución no tiene aún recursos propios suficientes, por lo que el Estado luso tendrá que recurrir al programa de ayuda financiera de la troika, que incluye una línea de 12.000 millones de euros destinados a la recapitalización de la banca, de la que todavía hay disponibles más de 6.000 millones de euros.

Por lo tanto, y tal y como advierte ya la oposición, la factura de la recapitalización, sí podría recaer en los contribuyentes. El Gobierno mantiene, sin embargo, que los fondos del programa de ayuda financiera serán reembolsados a través de "la venta de la nueva entidad" y de las contribuciones del sistema bancario y financiero al Fondo de Resolución.

Este lunes, el BES sale oficialmente de la Bolsa, donde su cotización fue suspendida el viernes por la Comisión del Mercado de Valores (CMVM) lusa, tras dos días consecutivos de pérdidas astronómicas, que llegaron a situar el valor de sus títulos al mínimo histórico de 10,1 céntimos.

La caída en picado del banco se precipitó tras la publicación de sus resultados en el primer semestre de este año, en el que perdió 3.577 millones de euros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento