La ONU condena el ataque israelí a su escuela de Rafah: "Es un ultraje moral y un acto criminal"

  • Al menos 10 palestinos han fallecido en la explosión de la escuela de la ONU.
  • Ban Ki-moon se ha referido al ataque como "otra grave violación de la ley humanitaria internacional".
  • La ONU muestra su preocupación junto a la Agencia para los Refugiados y la OMS por la falta de protección de sus instalaciones y personal médico.
  • "Los suministros básicos de medicinas y desechables están casi acabados", dicen.
  • Durante los combates han resultado dañados un tercio de los hospitales, catorce clínicas de atención primaria y 29 ambulancias de la Media Luna Roja.
Imagen de la escuela de la ONU que ha sido atacada por un bombardeo israelí.
Imagen de la escuela de la ONU que ha sido atacada por un bombardeo israelí.
EFE

Al menos 10 palestinos murieron este domingo en la ciudad de Rafah, en el sur de la Franja de Gaza, en una explosión en una escuela de la agencia de la ONU para los refugiados palestinos (UNRWA), informaron fuentes médicas palestinas, que responsabilizaron a Israel del ataque.

Ashraf Al Qidra, portavoz del Ministerio de Sanidad, dijo que aviones de guerra israelíes atacaron el complejo y que decenas de personas que se encontraban en el inmueble han resultado también heridas.

El portavoz de la UNRWA, Chris Gunness, ha confirmado que ha habido un bombardeo cerca de una escuela de la agencia de Naciones Unidas ha que da refugio a unos 3.000 desplazados y que hay víctimas mortales y heridos.

Como otros centros de esta organización en la Franja desde que comenzó la ofensiva israelí 'Margen Protector', la escuela se había convertido estas últimas semanas en centro de acogida para miles de palestinos que se han quedado sin hogar o que han abandonado su casas por temor a los bombardeos israelíes. La escuela en cuestión albergaba a unas 3.000 personas, lo que explica el alto número de víctimas.

Durante la actual ofensiva militar, proyectiles del Ejército israelí han alcanzado en al menos otras cinco ocasiones distintos complejos de la ONU, en varios casos ocasionando numerosas víctimas mortales.

La ONU exige responsabilidades

La ONU condenó este ataque contra esta escuela de su agencia para los refugiados palestinos y exigió una rápida investigación y que los responsables respondan ante la Justicia. "Es un ultraje moral y un acto criminal", denunció el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, en un comunicado difundido por su portavoz, en el que se refirió al ataque como "otra grave violación de la ley humanitaria internacional".

El diplomático coreano subrayó que los refugios de la ONU deben ser zonas seguras y recordó que se "ha informado repetidamente a las Fuerzas Armadas de Israel del lugar de esas instalaciones".

"Un desastre sanitario y humanitario"

Naciones Unidas ha advertido este sábado de que las semanas de combates en la Franja de Gaza han dejado las instalaciones y los servicios médicos en el enclave palestino "al borde del colapso", al tiempo que han alertado de que se está desarrollando un desastre sanitario de grandes proporciones.

"Estamos viendo un desastre sanitario y humanitario", ha dicho el coordinador humanitario de la ONU en los Territorios Palestinos Ocupados, James W. Rawley. "Los combates han de terminar inmediatamente", ha agregado.

A las advertencias se han unido el director de operaciones en la Franja de Gaza de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos en Oriente Próximo (UNRWA), Robert Turner; y el director de operaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Cisjordania y la Franja de Gaza, Ambrogio Manenti.

En un comunicado conjunto, han expresado además su "grave preocupación" por la falta de protección de las instalaciones y personal médico y el empeoramiento del acceso a los servicios sanitarios de emergencia para los cerca de 1,8 millones de palestinos que residen en el enclave.

Durante los combates han resultado dañados un tercio de los hospitales, catorce clínicas de atención primaria y 29 ambulancias de la Media Luna Roja y del Ministerio de Sanidad.

En base a los datos de la ONU, al menos cinco miembros del personal sanitario han fallecido mientras llevaban a cabo sus operaciones, mientras que varias decenas más han resultado heridos. Además, alrededor del 40% de los trabajadores no pueden llegar a sus puestos de trabajo, lo que ha provocado el cierre de cerca de la mitad de los centros de atención primaria.

En los últimos días se han recibido además varias llamadas anónimas advirtiendo de ataques contra el Hospital Nayar de Rafah y el Hospital Al Shifa de Gaza, lo que ha provocado que el primero de ellos haya sido evacuado y permanezca cerrado.

Asimismo, han recalcado que los hospitales y clínicas que aún funcionan están superados por el número de víctimas, que supera las 9.000, muchas de ellas de gravedad. "Los suministros básicos de medicinas y desechables están casi acabados y los daños en las rutas de suministro han hecho que los hospitales dependan de los generadores de emergencia", han añadido.

"La capacidad de dar la atención sanitaria necesaria se está viendo gravemente comprometida. Esto pone la vida de miles de palestinos en un peligro innecesario", ha valorado Manenti.

Cientos de miles de desplazados

A ello hay que sumar que alrededor de 460.000 personas se han visto desplazadas de sus hogares y residen en escuelas de la UNRWA que ejercen como refugios. Esto, unido a la falta de agua y medicinas, supone un riesgo para un brote de enfermedades transmisibles. "Cientos de miles de personas están alojadas en condiciones terribles, llevando la capacidad de la UNRWA al límite", ha recalcado Turner.

Por su parte, Rawley ha afirmado que "el Derecho Humanitario establece claramente la obligación de las partes en conflicto de respetar el estatus de los hospitales y las instalaciones médicas como objetos protegidos, de respetar el estatus de protección del personal médico, de garantizar la seguridad de los civiles y de respetar el derecho fundamental a la sanidad".

Por último, los tres representantes internacionales han rendido tributo al personal médico de la Franja de Gaza "por trabajar incansablemente en condiciones peligrosas y difíciles para seguir facilitando atención médica a los necesitados".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento