Piscinas
Piscina municipal.

El mes de julio deja 32 ahogados en piscinas, playas o ríos de España, cuatro de ellos niños, una cifra superior a la registrada en años anteriores en este mes, aunque lejos de las 53 personas que perdieron la vida en el agua el pasado año.

El jueves, último día de julio, los efectivos de la Cruz Roja localizaban a un hombre de 65 años cerca del faro de Costa Urola, en Zumaya (Guipúzcoa). Solo dos días antes, otras tres personas morían ahogadas, entre ellas un niño de siete años que cayó en una balsa situada a las afueras de la localidad oscense de Binéfar. También el pasado martes, día 29, un hombre de 79 años se ahogó en la piscina de su chalé en Cobeña (Madrid) y otro de 81 pereció entre las playas de Isla Plana y San Ginés de la Azohía, situada en Cartagena (Murcia).

Cataluña y Andalucía son las comunidades autónomas en las que han muerto mas personas por ahogamientoMás trágica fue la semana pasada con diez fallecidos —ocho hombres, una mujer y un niño de dos años— en distintos puntos de España. La mayoría de los ahogados tenía entre 60 y 78 años y la mitad de las muertes se produjeron en playas. De esta forma, el día 21 un hombre de 75 años murió en la playa de La Concha de Los Alcázares. Al día siguiente, se registraban otras tres muertes. Un hombre de 78 años se ahogaba mientras se bañaba en Valdelagrana, una playa gaditana, otro de 60 años en una piscina natural del río Tormes (Salamanca) y un tercero de la misma edad en la playa de Santa María (Asturias). Ya el 23 de julio, un hombre de 44 años desapareció cuando nadaba en el madrileño pantano de San Juan y otro de 62 en la playa de Valdearenas (Cantabria). El único menor ahogado esta semana, un niño de dos años, se registraba en Sevilla, en una piscina particular.

Completa la cuarta semana de julio, que acumuló más muertes por ahogamiento del mes, el fallecimiento de una persona en la zona del Pont Trencat del río Segre, en Lleida, así como el de una mujer de 71 años en la playa de Torrox (Málaga). En la semana del 14 al 20, nueve fueron las personas ahogadas —cinco en playas— y también la mayoría de fallecidos mayores de 55 años. Mientras, las dos primeras semanas del mes dejaron otros nueve ahogamientos, entre los que destaca el de un niño de siete años que, tras caer accidentalmente a una piscina privada en Navarra, permaneció bajo el agua alrededor de 10 minutos.

Por comunidades y por edades

Por comunidades, Cataluña y Andalucía son las dos comunidades autónomas que más vidas se han cobrado con un total de seis cada una, seguido de Murcia con cinco ahogamientos, la Comunidad Valenciana, Comunidad de Madrid, Cantabria y Castilla y León, todos con dos fallecidos. Por último, con un fallecimiento por ahogamiento, se encuentran las Islas Canarias, País Vasco, Navarra, Asturias, Aragón, Castilla-La Mancha e Islas Baleares.

Por grupos de edad, ocho tenían entre 18 y 59 años, 18 eran mayores de 60, cinco menores de 18, y de uno se desconoce la edad. Sólo tres eran mujeres. La Cruz Roja, a través del programa Este verano quiérete mucho, recomienda no entrar bruscamente en el agua tras tomar el sol o comer, hacer bien la digestión y no tirarse de cabeza en lugares de fondo desconocido para evitar accidentes y posibles ahogamientos.

Recomendaciones

Además, pide a los bañistas que si sienten escalofríos (tiritona persistente), fatiga, dolor de cabeza o en la zona de la nuca, picores, mareos, vértigos o calambres, salgan rápidamente del agua. Por otro lado, hacen especial hincapié en el cuidado de los niños y recomiendan no dejarles solos en ningún momento ya que pueden ahogarse en espacios acuáticos de baja profundidad. Por último, aconsejan lanzar algún elemento que flote, en lugar de acudir a su rescate, si una persona se está ahogando porque un bañista en esta situación puede arrastrar a quien le socorre.