Grafiti
Dos jóvenes particiapan en un concurso de grafiti en 2004. Samuel Aranda

En Granada se podrá hacer grafitis con permiso del Ayuntamiento. El Consistorio granadino ha anunciado un Plan Antigrafiti que incluye un sistema de autorizaciones en el que se elaborará un censo de grafiteros autorizados y muros donde esté permitido pintar.

El concejal de Mantenimiento y alcalde en funciones, Juan Antonio Mérida, aclaró que los permisos deberán solicitarse a la Concejalía de Medio Ambiente, excepto si son en la zona Centro, donde las dará la Comisitón Técnica del Plan Especial del barrio.

Las autorizaciones requerirán entregar un boceto del grafiti que se quiera realizar. Se podrá pedir para paredes tanto públicas como privadas, estas últimas necesitando permiso del propietario. El Ayuntamiento está elaborando una lista con todos los muros de propiedad municipal que estarán disponibles para solicitar pintar en ellos.

El sistema se estrena con 7.530 m2 disponibles para grafiti libre. Mérida explicó que se han habilitado tres zonas en las que, ya desde este martes, se pueden realizar grafitis sin pedir permiso ni tener miedo a multas.

Dichas zonas son los muros del Parque Bola de Oro, en la parte de la pista de ciclocross y patinaje, incluido el de la calle Guarnón; la pared de la piscina municipal de Arabial, en la calle María Moliner, y la tapia exterior del Parque García Lorca que da a la circunvalación, junto al carril bici.

Multas de 300 a 3.000 euros

La Policía Local denunció a 46 personas por grafitis en edificios públicos o protegidos entre los años 2012 (22), 2013 (17) y los seis primeros de 2014 (7).

Las multas en Granada pueden variar entre los 300 y los 3.000 euros según la gravedad, que depende de la reincidencia, de los daños y de si el edificio protegido como Patrimonio.

El Ayuntamiento ha anunciado un sistema de alerta por smartphone para que los ciudadanos puedan denunciar las pintadas enviando a la Policía una foto y la ubicación de las mismas en tiempo real.

Apoyo de los artistas del grafiti

La escritora de grafitis Teresa acompañó al concejal en la presentación del Plan. Declaró que "los grafitis ya son un atractivo turístico de Granada" y que el colectivo "quiere que la gente diferencie entre el grafiti artístico y el vandálico".

También acudió al acto como oyente el grafitero internacional Raúl Ruiz, El Niño de las Pinturas, que mostró su apoyo a la medida. Ruiz fue multado con 900 euros en 2011 por un grafiti pese a tener permiso del dueño del edificio.

Consulta aquí más noticias de Granada.