"¿Es cierto que en el Kama Sutra las personas se dividen por el tamaño de su sexo?"

20 minutos te brinda la posibilidad de despejar todas tus dudas sobre el sexo. Pilar Cristóbal contesta cada lunes una selección de aquéllas cuestiones que a lo largo de la semana le hayáis confiado sobre el tema de los temas: el sexo. Lee aquí las respuestas, sus consejos y deja tus dudas. Consulta todas las entregas anteriores
Pilar Cristóbal
Pilar Cristóbal
Archivo
1. Tengo 16 años y muy poco pecho, muy poco desarrollado. Por mi edad, ¿tengo esperanzas de que aumente el tamaño o tengo que empezar a pensar en un implante? (Alba).

Durante la adolescencia los pechos femeninos crecen y se desarrollan. Los médicos dividen este proceso en cinco etapas, aunque esta división sólo es a efectos de diagnóstico, luego las mamas hacen lo que quieren y pueden ir de la primera etapa a la cinco sin pasar por las demás. Son éstas: 1) antes de que se produzca la pubertad el pecho es plano, sólo sobresale el pequeño pezón; 2) se forma un montículo redondo bajo el pezón y la aureola como consecuencia de que las glándulas mamarias y el tejido graso que las rodea crece; 3) el tejido graso se extiende bajo la aureola; 4) pezón y aureola forman un promontorio cónico; 5) pezón y aureola se confunden con el resto de la mama y ya no forman ese promontorio. Lo pechos han alcanzado su tamaño, sólo volverán a aumenta en el embarazo y la lactancia. No soy partidaria de operaciones con anestesia que no sean estrictamente necesarias.

2. ¿Se puede elegir el sexo del bebé por métodos naturales? (Juan).

Ningún experto quiere contestar a este pregunta, corre el riesgo de meter la pata, pero en los sesenta, cuando el método Ogino estaba en pleno auge y todas las mujeres vivían pendientes de su temperatura basal, se dijo que si se tenían relaciones justo el día de la ovulación había más probabilidades de que naciera niño, y si se hacía dos o tres días antes sería niña. Se dijo que la reina de Holanda había seguido esta indicación para romper la cadena de mujeres que reinaron en el país. También se habló de la alimentación: si es más rica en azúcares, niños; si es carencial en azúcar e hidratos, es decir si se pasa hambre, niñas. Estas dos teorías se explican por la mayor resistencia de los XX femeninos frente a la mayor movilidad de los XY masculinos.

3. Me han dicho que el Kama Sutra divide a los hombres y a las mujeres según el tamaño de su sexo. ¿Cómo es esta clasificación? Noelia.

En el Kama Sutra el hombre se divide en hombre-liebre, hombre-toro, y hombre-caballo dependiendo de la dimensión de su "lingam" o pene.

El liebre posee un lingam que en erección sobrepasa seis dedos (unos 8 cm). De él se dice que es un hombre bajo de cuerpo proporcionado. Sus manos, rodillas, pies y muslos son pequeños. Tiene cara redonda, dientes pequeños y finos, cabello sedoso y sus ojos son grandes y bien abiertos. Posee un carácter tranquilo, practica el bien como virtud, ambiciona la fama, aunque su apariencia es humilde. Se muestra parco en el comer y es moderado en sus deseos carnales. El toro tiene un "lingam" de nueve dedos en erección (unos 13 cm.). Cuerpo robusto y recio, pecho amplio, vientre duro, frente ancha y ojos grandes. Su temperamento es violento, inquieto e irascible. El "lingam" en erección del hombre-caballo mide doce dedos (unos 18 cm.). Es alto, pero no obeso. Prefiere las mujeres robustas y grandes. Posee un cuerpo duro, el pecho ancho y musculoso. Sus dientes, cuello y orejas son largas, al igual que sus manos y dedos. Su pelo es grueso, la mirada fija y dura y tiene una voz profunda. Su espíritu es audaz, es pasional, ambicioso, perezoso y dormilón.

La mujer a su vez se divide en mujer-cierva, yegua y elefanta, según la profundidad de su "yoni" o vagina. La mujer-cierva tiene un "yoni" de seis dedos de profundidad. Su cuerpo es delicado, de aspecto infantil, suave y tierno. La cabeza es pequeña y bien proporcionada, su busto es erguido, el vientre delgado, mientras que los muslos son carnosos. Los brazos son grandes y redondeados. Tiene el cabello grueso y crespo, los ojos negros, las mejillas y orejas grandes. Su temperamento es afectuoso y su mente activa, aunque en ocasiones se muestra celosa. La mujer-yegua presenta un "yoni" de nueve dedos. Su cuerpo es delicado, pero de brazos gruesos. Sus senos y caderas son anchos. Camina con gracia, le gusta dormir y la buena mesa. Se muestra afectuosa con su compañero. La mujer-elefanta alcanza los doce dedos de profundidad. Posee grandes senos. Su nariz y orejas son largas y gruesas. Tiene las mejillas y los labios muy carnosos. El pelo es muy fuerte y negro. Sus pies, manos y brazos son cortos y redondeados. A este tipo de mujer le cuesta conseguir un orgasmo, por lo que sus coitos deben ser largos y lentos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento