Los 15 marinos británicos detenidos durante 13 días en Irán podrán vender sus historias a los medios británicos, que ya estaban ofreciendo mucho dinero a sus familias por su testimonio.

"Circunstancias excepcionales" permitirán que los soldados venda sus historias y se embolsen hasta 250.000 libras, unos 367.500 euros
Según ha anunciado el Ministerio de Defensa británico, la medida tiene un
carácter excepcional, puesto que normalmente los militares no están autorizados a realizar este tipo de declaraciones, menos aún desde que se supo que realizaban operaciones de inteligencia en la zona.

 Ahora, según fuentes del ministerio citadas por Reuters, las "circunstancias excepcionales" permitirán que los soldados venda sus historias y se embolsen hasta 250.000 libras, unos 367.500 euros, según algunas informaciones.

Las circunstancias excepcionales a las que se refieren las fuentes oficiales no son otras que la popularidad alcanzada por los marinos, que se han convertido en auténticas estrellas en su país desde su liberación el pasado jueves.