Logo del sitio

El 75% de los pacientes que tienen hepatitis C en España no están diagnosticados

Cartel de una campaña para concienciar de la extensión de la hepatitis en el mundo.
Cartel de una campaña para concienciar de la extensión de la hepatitis en el mundo.
Worldhepatitisalliance.org

La hepatitis viral es "una de las enfermedades más graves del mundo”, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), que calcula que esta patología mata a cerca de 1,4 millones de personas cada año. Este lunes 28 de julio es el Día Mundial de la Hepatitis.

En España, el 75% de los pacientes con hepatitis C no están diagnosticados y se calcula que en 2030 la mitad padecerá cirrosis. Lo asegura el doctor del servicio de Aparato Digestivo del Hospital Virgen de la Salud de Toledo, Juan José Sánchez Ruano. El experto avisa de que de todos los pacientes que a diario ve un médico de Atención Primaria, unos 40 están contagiados con este virus y "no lo saben". El principal problema de este desconocimiento es que cuando se detecta suele ser en las fases más graves de la patología.

En el Día Mundial de la Hepatitis, la directora general de la OMS, Margaret Chan, recuerda que, "durante años, la hepatitis viral se ha descuidado mucho", pero ahora, ha añadido, "estamos empezando a ver una mayor conciencia y dar impulso mundial para hacerle frente." En ese sentido la OMS reconoce el "gran potencial" de nuevos medicamentos y métodos de tratamiento para la hepatitis C crónica y la infección por hepatitis B.

"Uno de los acontecimientos más importantes de salud pública en los últimos años han sido los grandes avances en el tratamiento de la hepatitis crónica C. Los nuevos medicamentos tienen el potencial de transformar el tratamiento de la hepatitis C, con tratamientos seguros y sencillos que logran tasas de curación de más del 90%”, señala la organización.

En España, partir del 1 de agosto, los médicos podrán recetar Simeprevir, un fármaco contra la hepatitis C. El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha llegado a un acuerdo con la multinacional que comercializa el principio activo del medicamento. Según los ensayos clínicos, puede curar a entre el 80 y el 90% de los pacientes con hepatitis C.

Caso bien distinto es el de sofosbuvir, el fármaco más avanzado para combatir la hepatitis C, que se vende bajo la marca Sovaldi. La Agencia Europa del Medicamento aprobó el fármaco en enero, pero en España aún no se ofrece en la red pública sanitaria y dado su elevado precio –un tratamiento completo cuesta casi 60.000 euros– no parece que lo vaya a hacer.

Son un avance, pero limitado. El presidente de la Fundación para el Estudio de las Hepatitis Virales y de la Fundación para Investigaciones Biomédicas, Vicente Carreño, avisa de que los nuevos fármacos contra la hepatitis C, aunque son "buenísimos", no han demostrado que eliminen el virus del hígado.

"Los nuevos fármacos son fantásticos pero hay que comprobar que el virus se va a eliminar del hígado, porque si no es así no se puede asegurar que quitan totalmente la enfermedad. Por ello, me gustaría que saliera una publicación en la que se demuestre, tras realizar una biopsia del hígado, que este virus se ha ido", explica Carreño.

No obstante, el especialista asegura que los nuevos tratamientos son "muy eficaces", la agresividad es "mucho menor" que la de los actuales y los pacientes lo toleran "mucho mejor". No obstante, alerta del elevado precio que tienen, lo que dificulta el acceso a estas terapias por parte de los pacientes.

Lo corrobora el doctor Sánchez Ruano, quien lamenta que las autoridades no sean conscientes de que "a la larga" los nuevos fármacos son "muy eficaces". "Los beneficios que aportan se van a ver dentro de unos 20 años y esto hace que los gestores sanitarios no apuesten por invertir en estos fármacos, cuando sí lo hacen por otros contra el cáncer que son más caros y que, aunque aportan ventajas a corto plazo, no son tan eficaces como los nuevos contra la hepatitis C", asegura.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento