Los bomberos de Navarra han encontrado en la orilla del río Arga, kilómetro y medio aguas abajo de la localidad de Berbinzana, el cadáver de la niña de seis años desaparecida la noche del pasado domingo al caer al cauce el coche en el que viajaba con sus padres.

El hallazgo del cadáver, informaron fuentes del Gobierno de Navarra, se produjo a las 10,50 horas, en la margen derecha del río en sentido a Miranda, por parte de efectivos de los Bomberos de Navarra, que sacaron el cuerpo del agua con una lancha.

El accidente ocurrió sobre las 20,45 horas del domingo en Larraga, a la altura del área de descanso de la carretera NA-132 (Estella-Tafalla-Sangüesa), cuando por causas que se desconocen el turismo 6622-CPJ, que circulaba en dirección Sangüesa, se salió por el margen derecho, chocó contra la valla de protección y cayó al río.

Viajaban la niña y sus padres 

En el turismo viajaban la niña y sus padres, un matrimonio de nacionalidad ecuatoriana vecino de la localidad de Olite.

En el momento del accidente conducía la madre de la pequeña, M.N.O.C, de 24 años, y como copiloto viajaba D.F.C.V, de 26, quienes pudieron llegar a nado hasta la orilla.

Desde el momento en que se conoció la desaparición de la niña, la Agencia Navarra de Emergencias movilizó para rastrear el río un operativo de búsqueda compuesto por bomberos, una unidad de rescate subacuático, el grupo de perros de salvamento y agentes de la Policía Foral y la Guardia Civil.