Un nuevo informe de Amnistía Internacional condena el trato "inhumano" al que están sometidos los detenidos en Guantánamo, "recluidos 22 horas del día en celdas de acero individuales", sin luz natural y
desprovistos prácticamente de cualquier contacto humano.

El informe Estados Unidos: Crueles e Inhumanos. Las condiciones de aislamiento en el centro de detención de Guantánamo, difundido por la sección española de AI, denuncia que la mayoría de los detenidos en esta base militar estadounidense están recluidas en "condiciones crueles de aislamiento en abierto desacato de las normas internacionales".

La mayoría de los detenidos, añade, han sufrido "un trato duro a lo largo de toda su privación de libertad, recluidos en jaulas de tela metálica o en celdas de máxima seguridad".

El 'Campo 6' ha creado condiciones de aislamiento extremo y privación sensorial

Una nueva instalación -conocida como "Campo 6"- que entró en funcionamiento en diciembre de 2006, "ha creado condiciones de aislamiento extremo y privación sensorial aún más duras y, según parece, más permanentes".

Los detenidos "están recluidos 22 horas del día en celdas de acero individuales, cerradas, desprovistas prácticamente de cualquier contacto humano. Las celdas no tienen ventanas al exterior ni luz natural ni aire fresco", según el citado informe.

Además, continua, los detenidos no disponen de actividad alguna y están sometidos las 24 horas a luz eléctrica y vigilados constantemente por guardias a través de estrechos ventanucos en las puertas de las celdas.

"Sólo hacen ejercicio en un patio de muros altos en el que apenas penetra la luz del sol; a menudo se les ofrece hacer ejercicio sólo de noche, con lo que pueden pasar días sin ver la luz natural".

Según Amnistía, las autoridades estadounidenses han descrito el Campo 6 como una instalación de vanguardia, más segura para los guardias y más cómoda para los detenidos.

Sin embargo, la organización de defensa de los derechos humanos, cree que las condiciones que muestran las fotos y que describen los detenidos y sus abogados infringen las normas internacionales que prescriben un trato humano.

"Más severas que las prisiones de máxima seguridad"

"En ciertos aspectos parecen más severas incluso que los niveles más restrictivos de custodia que se aplican en el territorio continental estadounidense en los centros de super máxima seguridad y que los organismos internacionales han criticado por considerar que son incompatibles con los tratados y normas de derechos humanos".

Según parece, "un 80 por ciento de los 385 hombres que se estima recluidos en Guantánamo están sometidos a régimen de aislamiento, práctica que invierte los pasos anteriores para aliviar las condiciones y permitir una mayor relación social entre los detenidos".

Entre los recluidos en régimen de aislamiento figuran personas a las que ya se ha decidido poner en libertad

De acuerdo con el Pentágono, afirma Amnistía, "a mediados de enero de 2007 ya se había trasladado al Campo 6 a 165 personas detenidas en otras instalaciones de la base. Otro centenar se hallan recluidos en solitario en el Campo 5, otra instalación de máxima seguridad".

Entre los recluidos en régimen de aislamiento en el Campo 5 o en el Campo 6 "figuran personas a las que ya se ha decidido trasladar o poner en libertad; este es el caso de varios uigures, musulmanes chinos, cuya situación ya se ha aclarado, pero que no pueden ser devueltos a China debido al peligro de que sufran persecución".

Además de considerarlas inhumanas, Amnistía teme que las condiciones de privación de libertad "pueden perjudicar gravemente la salud física y psíquica de muchos de los detenidos, exacerbando el estrés inherente a la reclusión indefinida sin juicio y sin acceso a familiares".

Por último, el informe hecho público insiste en el cierre de Guantánamo y que las personas allí detenidas "sean bien acusadas y juzgadas según disponen las normas internacionales de justicia procesal, bien puestas en libertad".