La subcomisaría de la Ertzaintza en la localidad vizcaína de Lekeitio sufrió en la madrugada del jueves un ataque con cócteles molotov que no causó heridos, sólo daños de escasas consideración.

Unos desconocidos lanzaron hacia la 1.30 horas tres cócteles molotov contra la fachada de la subcomisaría de los que sólo dos llegaron a estallar.

Los artefactos impactaron principalmente contra la persiana metálica de las dependencias policiales y solamente causaron el ennegrecimiento de la fachada, según ha informado la policía vasca.