El maquinista del Alvia escribe una carta a las víctimas: "Solo me sale pedir perdón"

El maquinista del tren Alvia accidentado en Santiago de Compostela sale herido del tren, poco desués de que el convoy descarrilara.
El maquinista del tren Alvia accidentado en Santiago de Compostela sale herido del tren, poco desués de que el convoy descarrilara.
EFE

"Cuánta pena y dolor siento. Me angustia pensar qué palabras puedo decirles, si serán o no las adecuadas, si finalmente podría llegar a molestarles lo que digo. Solo me sale pedir perdón". Así arranca la misiva que el maquinista del Alvia que hace un año descarriló en la curva de A Grandeira ha dirigido a los familiares de las víctimas con motivo del primer aniversario.

"En realidad no sé si a algunos de ustedes lo que yo pueda decir o sentir les causa algún alivio en su inmenso dolor. No saben cuánto daría por ello. Es tan grande el daño que han sufrido...", continúa su misiva Francisco José Garzón, único de los trece imputados por el siniestro que ha declarado en sede judicial.

La carta surge de la "necesidad" que dice sentir el maquinista "de decirles públicamente lo que cada día, desde aquel 24 de julio, les digo en soledad, destrozado por las consecuencias del accidente". Y continúa: "Yo era el maquinista del Alvia ese día y ante ustedes nada quiero ni pretendo justificar. Ustedes son las víctimas, los que con plena confianza se montaron en un tren que debía llevarles sanos y salvos al lugar previsto. Sin embargo, muchas vidas, muchos sueños y esperanzas se quedaron en las vías".

"Permítanme abrirles mi corazón. Si algo puedo hacer, si puedo llevarles algún consuelo de alguna forma... Me ayudaría tanto hacerlo... Aunque ahora solo creo que debo transmitirles una palabra: perdón", finaliza.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento