Montoro y los consejeros de hacienda de las comunidades autónomas
El ministro de Hacienda y Administraciones Pública posa con los consejeros de Hacienda de las comunidades autónomas. EFE/Luca Piergiovanni

"Si queremos que los ciudadanos tengan derecho y acceso a servicios parecidos en toda España, la financiación autonómica tendría que ser más uniforme de lo que es". Es la opinión personal de Ángel de la Fuente, uno de los economistas de referencia en relación a las finanzas territoriales y el encargado por el ministro Montoro para elaborar las conocidas como balanzas fiscales que se han publicado este miércoles en la web del Ministerio de Hacienda.

En los territorios ricos se pagan más impuestos por habitante que en los pobres (...) pero en el gasto público hay indicios preocupantes" El llamado Informe del Sistema de Cuentas Públicas Territorializadas, referido al ejercicio 2011, muestra entre otras cosas cómo Madrid, Cataluña, Baleares y Comunitat Valenciana han registrado saldos negativos en función a lo que aportan y lo que reciben por parte del Estado. En el otro extremo, comunidades como Andalucía, Extremadura, Asturias y Canarias se han visto beneficiadas fiscalmente, lo que ha avivado el debate sobre el modo en el que se recaudan y reparten los recursos públicos en España.

Las balanzas fiscales, sin embargo, no son útiles para explicar los posibles agravios o situaciones irregulares relacionados con las finanzas autonómicas. Y es que dos tercios del déficit o el superávit se explica porque unas regiones tienen más renta per cápita que otras, y "en los territorios ricos se pagan más impuestos por habitante que en los pobres. El tercio restante proviene de la distribución del gasto público y aquí sí que hemos encontrado indicios claros de cosas preocupantes", señalan los autores del informe. Precisamente por esto, el estudio recoge además estadísticas sobre la financiación de las CC AA. Los datos son concluyentes (ver gráfico inferior) y muestran diferencias de hasta unos 130 puntos porcentuales entre las regiones que gozan de más recursos y aquellas que menos.

Índices de financiación por CC AA (Fuente: Ministerio de Hacienda).

Baleares y Comunitat Valenciana, a la cola

A la cola de la financiación autonómica por habitante se encuentra Baleares, una de las comunidades más ricas y que es contribuyente neto en el sistema fiscal común. Sobre una base en la que la media nacional es 100, el índice de financiación del archipiélago balear es de poco más de 80 puntos. Una situación similar ocurre en el caso de la Comunitat Valenciana (la segunda peor financiada) que no alcanza ni siquiera un índice de 90 puntos, pese a que es la única autonomía que presenta déficit fiscal teniendo una renta per cápita por debajo de la media.

En el caso de Cataluña y Madrid no hay maltrato fiscal, ya que su gasto público está en el entorno de la media" El sistema de régimen fiscal común (el que rige para 15 CC AA), tal como muestra el informe independiente encargado por Hacienda, produce una distribución desigual de la financiación autonómica, con diferencias de más de 30 puntos básicos entre las regiones peor y mejor financiadas. Así, en Cantabria y La Rioja, por ejemplo, se registraron en 2011 índices de financiación que superaban los 120 puntos; es decir, más de un 20% por encima de la media.

Esta situación ha de corregirse de forma progresiva, según el economista Ángel de la Fuente. En su opinión, aquellas autonomías por encima de la media han de ir reduciendo su financiación año a año, mientras que las regiones por debajo de la media a su vez han de tender a subir. "No tenemos la igualdad que sería deseable incluso en el régimen común, y habría que intentar que ese abanico se redujera lo máximo posible", ha añadido.

Madrid y Cataluña, dos de las comunidades que más han hecho explícitos sus desacuerdos con el actual sistema de financiación, no tendrían razón, en opinión de este investigador. Y es que no se han de confundir las balanzas fiscales con el sistema de financiación autonómico, que "es muy malo, pero en el caso de estas dos CC AA no hay maltrato, ya que ambas están en el entorno de la media", ha señalado.

Navarra y País Vasco, los más beneficiados

Tal como muestran los datos aglutinados por los investigadores designados por Montoro, las dos autonomías con regímenes fiscales diferenciados (Navarra y País Vasco) son las dos que gozan de una mejor financiación. Así, la Comunidad Foral registró en 2011 un índice de financiación del entorno de los 190 puntos (un 90% por encima de la media), mientras que Euskadi lo elevó aún por encima, en el entorno de los 205 puntos.

Tal como se desprende de los índices agregados de cargas fiscales y beneficios del gasto público per cápital (ver gráfica inferior), navarros y vascos cuentan con algunas de las cargas fiscales más altas del conjunto de España, si bien sus "beneficios del gasto público" se sitúan por encima de la media también, lo que minimiza su capacidad redistributiva respecto al resto de comunidades.

Índices agregados de cargas fiscales y beneficios del gasto público por cápita (Fuente: Ministerio de Hacienda).

El problema de las contribuciones de Navarra y País Vasco, en opinión de De la Fuente, "no es tanto del sistema foral sino de cómo se ha implantado en la práctica con el cupo [la cantidad fija de recursos a aportar que pactan el Estado central y ambas regiones]. No hace falta eliminar el sistema foral, sino aplicarlo sensatamente y sin un cupo tan bajo", ha explicado.

Los mismos autores del informe han publicado una versión interpretativa del mismo en la web de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea). Entre sus conclusiones, confirman que "existen diferencias muy notables y muy difíciles de justificar entre unas regiones y otras en materia de financiación regional y local". El volumen total de saldos fiscales "potencialmente cuestionables", tal como sostienen, oscilaría en el entorno de los 11.400 millones de euros. "Una reforma del sistema de financiación regional orientada a una mayor igualdad podría mitigar de forma muy significativa los problemas de equidad que hemos identificado en este informe", concluyen.