Madrid cierra más camas en hospitales este verano pese a que la lista de espera bate récords

  • Los grandes centros sanitarios prescindirán de 1.911 camas entre julio y octubre, un 23% más que en el año 2013.
  • En paralelo, 75.184 pacientes esperaban una operación hasta el pasado mes de marzo, 2.489 personas más que en el último trimestre de 2013.
  • Sanidad garantiza que ningún paciente quedará desatendido.
Imagen de un área sin actividad en el hospital 12 de Octubre.
Imagen de un área sin actividad en el hospital 12 de Octubre.
JORGE PARÍS

Llega el verano y la historia de repite. Desde principios de mes, los hospitales de la región han comenzado a cerrar o bloquear el uso de plantas y secciones enteras de ingresos hospitalarios en lo que la Consejería de Sanidad califica como una "adaptación a la demanda" con motivo de las vacaciones estivales. Este año, sin embargo, hay una diferencia: el número de habitaciones vacías no solo aumenta, sino que lo hace a pesar de que la lista de espera quirúrgica ha batido su récord en la Comunidad de Madrid.

El sindicato de enfermería Satse alerta de que se colapsarán las UrgenciasAsí, de las 1.554 camas que quedaron fuera de uso entre julio y octubre de 2013 se ha pasado a 1.911 en 2014, es decir, un 23% más, de acuerdo al recuento efectuado por los sindicatos UGT y Satse en los dieciséis hospitales autonómicos con mayor volumen.

La reducción va desde los 50 puestos de La Fuenfría a los 268 del Ramón y Cajal, pasando por los 101 del Severo Ochoa de Leganés o los 98 del Puerta de Hierro de Majadahonda. Cantoblanco y el Carlos III, adscritos a La Paz (que resta 335), prescindirán de 48 y 30, respectivamente.

Además de estas, y según las consultas realizadas por 20minutos en otros centros, La Princesa dejará de atender 82 de sus 564 unidades, mientras que el Hospital del Henares hará lo propio con 30 de las 210 con que cuenta, según la última memoria publicada por el Servicio Madrileño de Salud.

"La consecuencia más evidente es el colapso de Urgencias ya que, aunque se atienda al usuario, éste no puede ser derivado a una cama porque están todas ocupadas. Por otra parte, el personal se ve obligado a prestar cuidados en plantas masificadas y muchas veces con pacientes de diferentes patologías", detalla un portavoz de Satse. Los trabajadores de La Paz han sido los primeros en denunciar el desbordamiento que sufren.

Derivados a otro centro

La Consejería de Sanidad rechaza dar cifras oficiales sobre el bloqueo de camas y justifica la medida en la posibilidad de acometer obras de mejora aprovechando que los madrileños se operan menos durante las vacaciones, aunque no detalla la relación de los trabajos que realizará durante este verano.

El departamento que dirige Javier Rodríguez alega, también, que todos los ciudadanos tienen la asistencia garantizada, toda vez que los enfermos que no pueden ser acogidos en un centro son derivados durante este período hacia aquellos que tengan capacidad de asumir una mayor carga asistencial. Sin embargo, sindicatos, colectivos médicos y pacientes denuncian que solo son "excusas".

"La lista de espera está en máximos históricos. El verano es un momento idóneo para tratar de aligerarla", coinciden Satse y Amyts. "Podrían contratar más personal y recortar las esperas, pero no lo hacen. Su única pretensión es devaluar el sistema público para que pasemos por el aro y aceptemos que nos deriven a clínicas privadas", critica Carmen Flores, presidenta de la Asociación del Defensor del Paciente.

Retrasos de meses

La propia Consejería admitió el pasado mes de diciembre que 70.918 personas sufrían demoras para someterse a una intervención quirúrgica, casi 13.000 más que al cierre del año 2012. La cifra, que supuso un récord histórico en la Comunidad desde la creación del Registro Unificado de Pacientes hace diez años, volvió a crecer durante los tres primeros meses de 2014, hasta alcanzar las 75.184.

En el haber del Defensor del Paciente hay denuncias recientes como la de un varón con cáncer al que se le programó una intervención con 5 meses de retraso; o la de una mujer que tendrá que esperar más de siete meses para realizarse una ecografía diagnóstica antes de una operación de traumatología. "Y no son los peores. Hay quien lleva dos años para realizarse un baipás gástrico", insiste Flores.

Sanidad implantó en 2004 el Plan Integral de Reducción de Lista de Espera Quirúrgica, una medida que, además de procedimientos administrativos y de coordinación, incluía un incremento de personal en las especialidades o períodos donde se registrasen picos de actividad. Madrid, sin embargo, ha perdido 5.462 trabajadores sanitarios solo en los dos últimos años debido a los recortes. El Ejecutivo regional no se plantea, por el momento, cambiar de estrategia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento