Sánchez Rubio y Villalobos critican la "estrategia política" de alcaldes del PP-A en dependencia y piden "solidaridad"

La consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, y el presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, critican la "estrategia política" de los alcaldes de las ochos capitales, del PP-A, que el pasado lunes demandaron a la Junta que abone a sus ayuntamientos las dotaciones para la prestación del servicio de ayuda a domicilio, y les instan a "tener solidaridad".
Sánchez Rubio y Rodríguez Villalobos en la Diputación
Sánchez Rubio y Rodríguez Villalobos en la Diputación
EUROPA PRESS

La consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, y el presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, critican la "estrategia política" de los alcaldes de las ochos capitales, del PP-A, que el pasado lunes demandaron a la Junta que abone a sus ayuntamientos las dotaciones para la prestación del servicio de ayuda a domicilio, y les instan a "tener solidaridad".

En rueda de prensa tras presentar la Memoria de la Red Provincial de Sevilla de Atención a las Drogodependencia y Adicciones 2013, la consejera ha señalado que los problemas de tesorería "más o menos pueden ser los mismos", pero "no es lo mismo el compromiso que tienen unas instituciones y otras el sentirse parte de la ley de dependencia".

En este sentido, explica que en el caso de la Diputación de Sevilla, "cuando hay retrasos de tesorería, anticipa pagos y tiene una actitud solidaria" porque "somos un equipo que trabaja en colaboración prestando un servicio", ya que en materia de dependencia "la financiación la hace la Junta y las diputaciones y los ayuntamientos gestionan", añade.

Por tanto, para Sánchez Rubio "a veces se escenifica este tipo de problemas y tiene más que ver con una presión desde el punto de vista político y partidista, porque cuando trabajas conjuntamente la tesorería de la Administración va a un ritmo más lento que la prestación del servicio, pero el servicio se sigue prestando, y no hay que estar cada dos por tres en esta situación, que es muy tensa".

Además, la consejera ha vuelto a recordar que el Gobierno ha recortado 314 millones de fondos para la Ley de Dependencia en Andalucía, que ya paga más del 72 por ciento del total de la prestación —cuando le tocaba el 50 por ciento— y ha querido dejar claro que estos problemas de tesorería "no significan que se ya a dejar de pagar ni de prestar los servicios".

En este sentido, Sánchez Rubio aboga por la "solidaridad" y explica que la Junta "abona la ayuda a domicilio un coste precio-hora, parte del cual algunas diputaciones se están quedando", así que "no estaría mal que eso repercutiera en el anticipo de tesorería cuando nosotros no podemos abonarla".

Por su parte, Villalobos ha señalado que "pone la mano en el fuego por los alcaldes", porque "un alcalde es la persona más sensible en el arco político", ya que "es el que se encuentra el problema día a día", y si tiene tesorería, "no quiere que tengan ninguna factura sus servicios sociales". Por tanto, para el presidente de la Diputación "esto obedece a una estrategia política y tendrán que responder".

De este modo, Villalobos afirma que la Diputación "está tramitando ya el pago de dependencia hasta diciembre por adelantado", porque "no vamos a dejar a los ayuntamientos con el culo al aire, y ahí está nuestro anticipo". "Esto es lo que hay que hacer, se llama intrasolidaridad administrativa", destaca, al tiempo que asegura que "si mañana viene el Gobierno central y nos pide colaboración, se la prestamos también"

"no hay que poner tantas zancadillas"

Villalobos insiste en que "hay que ser solidarios" ante este problema y "no poner tantas zancadillas". Además, insta a los alcaldes del PP-A "a hacer otras estrategias políticas, que hay muchas formas de hacerle la puñeta al adversario político", pero "no en esto", en lo que "todos tenemos que ser un bloque", concluye.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento